12.5 C
La Paz
viernes, febrero 23, 2024
InicioOpiniónTSE debe poner punto final a venta de siglas

TSE debe poner punto final a venta de siglas

Dr. DAEN. Wenceslao Jáuregui

Es lamentable que personas inescrupulosas a título de dirigentes de partidos políticos se dediquen a vender, alquilar o efectuar tráfico de influencias con siglas inscritas en el TSE pero que no están actualizadas mediante presentación de libros de inscripción de militantes.

Pasa del límite de la tolerancia que a plena luz y conocimiento del TSE los del PDC y FPV, otorguen, presten, alquilen o vendan sus siglas a determinados ciudadanos que desean ser candidatos a la Presidencia y/o Vicepresidencia.

Lo peor es que después de varios trámites y propaganda sobre quienes fueron inscritos en tiempo, lugar y fecha estipulado por dicho Tribunal, se presenten, dizque, dirigentes de tres o cuatro fracciones para desconocer acuerdos de «transacciones» políticas.

El Dr. Chi, primero fue candidato por el PDC, en las pasadas elecciones del 20 de octubre de 2019, que resultaron fraudulentas y por tanto fueron anuladas.

Al presente el mismo ciudadano sudcoreano, con residencia en Bolivia desde hace varios años, se presenta por el Frente Para la Victoria, que en octubre pasado no tuvo ni unos mil votantes a su favor.

Al presente, por discordias internas dirigentes de dicho ente político determinan presentar una nueva candidatura y postulación a la presidencia, fuera de tiempo, pretendiendo que el ciudadano Chi sea depurado por el organismo electoral.

Constituye tremenda osadía de quienes se prestan a esa clase de negociado lo cual va en contra de la seriedad que debe revestir toda elección presidencial.

Por lo expuesto el TSE tiene el deber, consideramos, de dictar una Resolución para que, en forma inmediata, otorgando un plazo a lo máximo de diez días, dichos partidos adjunten listas actualizadas de militantes que sobrepasen de los veinte mil.

De no hacerlo deben ser sancionados con la pérdida de la sigla. De lo contrario las elecciones resultarán vilipendiadas.

No es posible seguir permitiendo que algunos políticos que se hicieron dueños de siglas, sin respetar regla alguna del trato democrático, sin tener militantes de por lo menos veinte mil, sigan haciendo escarnio de las elecciones.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -