5.3 C
La Paz
martes, mayo 28, 2024
InicioBoliviaPolíticaTSE observa injerencia en la orden de acompañar congreso del MAS

TSE observa injerencia en la orden de acompañar congreso del MAS

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) catalogó este jueves como «injerencia» la orden de una sala constitucional que le dicta acompañar el congreso del Movimiento al Socialismo (MAS) del sector afín al presidente Luis Arce.

Sin embargo, el ente electoral dijo en un comunicado que cumplirá la disposición al ser «respetuoso del orden normativo constitucional».

El documento del TSE agrega que la orden de la sala le causa «extrañeza y preocupación» ya que se entiende «como un acto de injerencia en las competencias y atribuciones propias del organismo electoral».

Este miércoles, el TSE decidió no participar en el congreso impulsado por sectores afines al Gobierno de Arce, que se celebrará del 3 al 5 de mayo en la ciudad de El Alto, «por el incumplimiento» al Reglamento para la Supervisión de Organizaciones Políticas que indica que «debe ser solicitada por el representante legítimamente facultado de la organización política».

Mientras que la Sala Constitucional Primera de La Paz ordenó este jueves al ente electoral que supervise dicho congreso oficialista.

«Estamos ante una situación excepcional, pues existen dos posiciones encontradas respecto a una misma organización política, situación que si el Órgano Electoral hubiese previsto en su oportunidad no existiría», señaló la resolución de la sala constitucional.

Asimismo, el TSE solicitó al Tribunal Constitucional Plurinacional que expida un pronunciamiento y emita una «medida cautelar» para que no se consume, lo que considera un «hecho que vulnera flagrantemente la independencia de los órganos del poder público».

Por su parte, el bloque oficialista que apoya al expresidente Evo Morales (2006-2019) convocó a su propio congreso para el 10 de julio en la población de Villa Tunari, en el Trópico de Cochabamba, principal bastión político y sindical del exmandatario.

El presidente Arce y Morales están distanciados desde finales de 2021 y sus diferencias se profundizaron el año pasado por la realización de un congreso nacional del partido en el que, en ausencia del mandatario y de sus sectores leales, el expresidente fue ratificado como líder del MAS y nombrado «candidato único» para las elecciones de 2025.

Arce no asistió a ese encuentro al considerar que las organizaciones sociales, base del partido, no estaban debidamente representadas.

Las tensiones aumentaron después de que el TSE decidiera anular el congreso de 2023 e instruir que se convocara a uno nuevo que sea consensuado, algo en lo que tampoco se han puesto de acuerdo ambas facciones oficialistas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -