Un excomandante de la Policía muere afectado por la covid-19

Faustino Mendoza
APG

El excomandante de la Policía Faustino Mendoza falleció en las últimas horas afectado por la covid-19, confirmó este sábado esa institución.

Mendoza, que fue el máximo jefe policial de Bolivia en 2018, falleció esta madrugada en una clínica privada en la ciudad de Cochabamba «luchando hasta el último segundo por su vida», señala un comunicado publicado por la Policía en Facebook.

«Un héroe más del Verde Olivo que se lleva esta pandemia. ¡Paz en su tumba, mi general!», indica la nota.

Los restos del exjefe policial serán cremados y enterrados con las medidas de bioseguridad en cuenta y también está previsto realizar un velorio «simbólico» esta tarde, agrega el comunicado.

En la primera ola de la covid-19 en 2020 murieron 178 policías, mientras que entre diciembre pasado y la primera semana de enero fallecieron seis uniformados, 22 se reinfectaron y otros 231 dieron positivo a la enfermedad, según datos difundidos por esa institución.

Con unos once millones y medio de habitantes, el país acumula 9.871 fallecidos y 198.257 positivos desde marzo de 2020, cuando se detectaron los primeros casos de la enfermedad en Bolivia, según datos oficiales.

Bolivia se encuentra desde hace unas semanas en una segunda ola de contagios del nuevo coronavirus con reportes que superan los 2.000 casos por día, algo que no ocurría desde julio y agosto del año pasado.

El Gobierno del presidente Luis Arce atribuye el aumento de casos a la aplicación de pruebas masivas para detectar la enfermedad de forma temprana.

Arce, que lleva poco más de dos meses de gestión, levantó en diciembre una prohibición a los eventos masivos para reactivar la economía y descarta volver a la cuarentena rígida que se aplicó en 2020.

Hace unos días el Ejecutivo boliviano aprobó nuevas disposiciones que incluyen la aplicación del horario continuo laboral y el teletrabajo como opción preferente, además de dar a los Gobiernos subnacionales la atribución de impedir actividades masivas o regular la atención pública de comercios.

Ante la segunda ola de contagios, algunos Gobiernos municipales decidieron suspender actividades masivas como las celebraciones del carnaval u optaron por volver a una «cuarentena dinámica» con la reducción de horarios de circulación y restricciones para algunas actividades, entre otras medidas.

El Gobierno aseguró la compra de vacunas rusas Sputnik V y la desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford, cuya llegada a Bolivia está prevista para marzo y abril, respectivamente.

Un primer lote de 6.000 vacunas rusas arribará al país la próxima semana.