6 C
La Paz
sábado, julio 24, 2021
InicioOpiniónUn nuevo escenario electoral

Un nuevo escenario electoral

Guido Pizarroso Durán (*)

Nuevas posibilidades, contingencias y circunstancias políticas han derivado de la determinación de la Sala Constitucional Segunda del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, que confirmó la inhabilitación de Evo Morales Ayma a postular a senador por Cochabamba.

La nueva Resolución avala la decisión del Órgano Electoral que definió que Morales incumplió el requisito de residencia permanente en el país, lo que causa jurisprudencia más allá de que la R. Nº 150/2020 se eleve en grado de revisión al TCP, porque este Tribunal no puede revocarlo quizá revisar la forma, pero no el fondo de la determinación.

El MAS no debió recurrir a la instancia judicial ya que las decisiones del TSE son inapelables, irrevisables, de inmediato cumplimiento y obligación, se trata de un Órgano que tiene autonomía, basada en la CPE que determina que «la organización del Estado está fundamentada en la independencia, separación, coordinación y cooperación» de los Órganos del Estado.

Además, como en su oportunidad lo dijimos y reiteramos, el artículo 149 de la CPEP establece que, para ser candidato al Legislativo, se requiere cumplir con las condiciones generales de acceso al servicio público, contar con 18 años de edad cumplidos al momento de la elección y «haber residido de forma permanente al menos los dos años inmediatamente anteriores a la elección en la circunscripción correspondiente». Asimismo, el Artículo 121 de la Ley de Régimen Electoral dispone que las resoluciones del TSE son «inapelables, irrevisables y de cumplimiento inmediato y obligatorio». Todo esté bagaje legal impide tramites leguleyos, dilatorios, por ante el TCP, pero también señala que el camino a las elecciones está plagado de triquiñuelas, por lo que, tanto el gobierno como el Órgano Electoral, los partidos y las instituciones democráticas deben estar alertas a maniobras que intenten vulnerar el estado de derecho.

En La Paz, centro del accionar político de Bolivia había pre convulsión y el argumento válido para una nueva insurgencia de la clase media y popular.

Los ánimos estaban prontos a estallar como advertimos e informamos un día antes de que se lleve a cabo la segunda audiencia.

Como consecuencia de la posición del vocal dirimidor Alfredo Jaimes, la tensión bajó, se demostró que se puede confiar en quienes están para velar y proteger la Constitución y normas legales.

La atención volvió a centrarse en las elecciones, hecho que permite a la gente madurar su decisión y detenerse a pensar en el considerable número de indecisos y de abstención que publicamos en este medio de comunicación. La distensión permite también prestar atención a las propuestas electorales, y analizar el panorama con mayor tranquilidad.

Este ambiente hará posible que los electores puedan evaluar las posibilidades de un cambio o las consecuencias del retorno a la forma en que se gobernó al país en los 14 años de autoritarismo.

El momento de sosiego también permitirá analizar la importancia del voto, que adquiere mayor trascendencia al valorizarse la decisión de cada ciudadano, que puede definir el resultado electoral. No es una elección más, es una oportunidad para meditar sobre las consecuencias para el futuro de las generaciones y familias bolivianas. La decisión que surja de las urnas será histórica.

Un hecho que debe tomarse en cuenta es que, si algún partido obtiene menos del 35% significara que una mayoría absoluta tiene otra visión, que el 65% del país está en contra y por lo tanto esta mayoría tiene la palabra y la posibilidad de decidir por otro camino.

Todo dependerá de que en esta recta final los candidatos asuman posiciones coherentes frente a la realidad, y que vean la necesidad de lograr que el país encuentre un rumbo alternativo que siente las bases de la recuperación de la democracia.

Lo contrario, abre el camino a que retorne la prepotencia, el abuso, la corrupción, la injusticia, la impunidad y las restricciones a las libertades y derechos democráticos.

Esta en mano de los electores, salir en defensa del sistema democrático.

(*) Fue Presidente de la Asociación de Periodistas de La Paz

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -