6 C
La Paz
jueves, diciembre 2, 2021
InicioBoliviaSociedadUn relleno sanitario en pos de convertirse en un santuario de árboles...

Un relleno sanitario en pos de convertirse en un santuario de árboles en La Paz

Un predio de más de 30 hectáreas en la ciudad de La Paz que hace 17 años funcionaba como un relleno sanitario, ahora está en pos de convertirse en uno de los «pulmones» de la ciudad y ser un santuario de árboles, el primero de este tipo en Bolivia.

Se trata del exrelleno sanitario de Mallasa en La Paz, que funcionó desde 1991 y dejó de recibir basura en octubre de 2004, y que luego de 17 años de un arduo trabajo y cuidado se continúa con la forestación de ese espacio.

Es así que este viernes, en el marco del Día del Árbol, una decena de voluntarios junto a funcionarios de la alcaldía paceña fueron al exrelleno para comenzar a plantar unos 300 plantines de los 6.000 que son parte de este proyecto.

«Queremos hacer de este relleno un bosque, aún faltan 10 años para abrirlo al público, pero cuando se haga queremos que sea un bosque que pueda ser aprovechado por las familias», comentó a Efe el secretario municipal de Gestión Ambiental, José Carlos Campero.

De las 33 hectáreas que formaban parte del relleno sanitario al menos 12 serán forestadas con unas nueve especies de árboles y arbustos característicos de los valles andinos secos que tienen «importantes servicios ambientales» y que requieren de poca agua, explicó Campero.

La idea es que el lugar se convierta en un «santuario» de vida natural y de especies de árboles que también atraigan a distintas aves de la zona como el colibrí andino o a las abejas.

Es por ello que se prevé que hasta marzo del 2022 se termine de plantar los miles de árboles con la colaboración de la población que de forma voluntaria quiera realizar esta actividad, para que luego se haga el mantenimiento de los mismos con la ayuda de la empresa SAFI y que el sueño de tener un bosque para el 2031 se haga realidad.

El primero

El proceso de convertir un relleno sanitario en un área verde es una idea innovadora en el país consolidándose como el primer proyecto de este tipo en La Paz y en Bolivia, sostuvo Campero.

Es el pionero en implementarse en una «ciudad alta», a unos 3.640 metros de altitud, además que en otros países esos espacios se adecuaban para ser parques pero no un bosque como se pretende, añadió el secretario.

Es por ello que se toma en cuenta todas las consideraciones y estudios necesarios para que este proyecto culmine con «el mayor de los éxitos».

El proceso para llegar a la forestación del lugar fue «muy complejo», en el que se hizo análisis técnicos para determinar qué lugares eran adecuados para la forestación, ya que la basura genera calor cuando se va pudriendo, lo que podía provocar que se quemen las raíces de las plantas.

Además se trabajó con unas piscinas que cumplían el propósito de capturar los lixiviados de la basura y que culminada esa etapa servirán como reservorios de agua de lluvia para el riego de los platines.

La forestación

El primero en plantar fue el alcalde de La Paz, Iván Arias, que aseguró que el lugar se convertirá en otro «pulmón» para la ciudad y destacó la importancia del proyecto.

De la misma forma la decena de voluntarios e invitados especiales tomaron las palas y empezaron a plantar una diversidad de algarrobos, taras, entre otros.

La voluntaria Indira Arias expresó a Efe la importancia de estas actividades para cuidar al medioambiente y generar un cambio positivo que beneficie a las nuevas generaciones en medio de una crisis de cambio climático en el mundo.

«Si queremos ser parte del cambio que queremos ver en nuestro país hay que empezar con pequeñas acciones», finalizó.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -