6 C
La Paz
jueves, agosto 5, 2021
InicioOpiniónVoto con sentido común

Voto con sentido común

Dr. DAEN. Ronald Torres Armas

¿Voto con sentido común, para qué? Y más aún ¿a favor de quién?

El voto con «sentido común» es aquel que consiente y racionalmente no tiende a favorecer a un candidato en particular, sino al Estado y a la democracia.

Su gran valor político y electoral, así no gane, reside en su poder de restaurar la legalidad y el respeto por el Estado de Derecho y consecuentemente consolidar la democracia cuando esta se encuentra amenazada por el contexto político social que se vive. Lo que pretende es recordar al elector que con su voto «produce» democracia promoviendo la estabilidad y gobernabilidad futura. El votante, por tanto, actuará en esencia por motivos éticos, y el principal destinatario de su voto será su propia conciencia.

La fragmentación del voto, recomienda la necesidad de apelar al voto «con sentido común» es decir el voto inteligente, no precisamente en favor de Mesa, sino en favor del futuro del Estado y de la democracia, e imprescindible para impedir las amenazas totalitarias.

La incertidumbre general sobre el futuro del Estado y de la democracia recomienda persuadir a la «bolsa de votos» que apoyan a candidatos de tendencias ideológicas cercanas, al voto volátil y a los indecisos, para alcanzar el triunfo e impedir que el MAS repita el bochornoso parlamentarismo actual.

El elector debe estar persuadido de que votar por los candidatos marginales, es un voto inerte y perjudicial y, aunque sea de su simpatía o comulgue con su ideología, no tiene posibilidades de ganar; y en consecuencia, es preferible votar a quien está identificado con la lealtad a la Constitución y las leyes, aunque tenga objeciones sobre él.

Se concentrará así el voto en el candidato que aparece con mayores posibilidades de constituir una real alternativa a la corrupción, a la ineptitud y al avasallamiento institucional.

Recordar que esta elección decidirá algo más que la formación de un nuevo gobierno. Será el repudio a quienes prostituyeron la democracia en nombre del «pueblo» y proyectará el futuro generacional de los jóvenes, sujeto y objeto de la política. Sera una confrontación entre la visión sectaria y la proyectiva de una Bolivia mejor.

Cada cinco años el ciudadano tiene esta sola ocasión para hacer valer su autoridad soberana. Es la oportunidad que se le otorga al indeciso, un mayor poder para gravitar en la decisión final.

Su voto será incuestionablemente efectivo si antes de votar racionaliza el eventual beneficio o perjuicio de su decisión y si su voto incidirá en el cambio que espera y exige.

Apelar al voto con sentido «patrio» es muy efectivo en la última etapa de la campaña, significa apoyar a consolidar nuestro sistema político y nuestro sistema de gobierno. No será el triunfo de un partido o candidato, será la victoria de todo el país, contra toda clase de dictadura y tiranía.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -