14 C
La Paz
jueves, diciembre 8, 2022
InicioSociales & EventosInforme plantea una Política integral del cuidado

Informe plantea una Política integral del cuidado

Resultados de la investigación “Tiempo para cuidar: compartir el cuidado para la sostenibilidad de la vida”, realizada por Oxfam destacan que cerca de 4,5 millones de personas requieren cuidado por su condición de dependencia (niños, adultos mayores y personas enfermas o con discapacidad). La organización de este cuidado se encuentra desigualmente distribuida, al ser las mujeres quienes dedican casi el doble de tiempo que los hombres a esta tarea. La entidad destaca la necesidad de contar con una política integral del cuidado.

Para reducir la desigualdad y garantizar la sostenibilidad de la vida, es necesario contar con una política integral del cuidado.

El documento ha sido elaborado por Oxfam en Bolivia y presenta los resultados de una investigación realizada conjuntamente con un grupo multidisciplinario de investigadoras e investigadores, de especialistas en políticas públicas y de activistas en la temática.

Algunos datos del informe:

  • 4.5 millones de personas requieren cuidado en Bolivia. El cuidado es el eje de la sostenibilidad de la vida.
  • Las mujeres bolivianas dedican cerca de 7 horas diarias a los trabajos de cuidado, casi el doble que los hombres. 
  • 1 de cada 2 mujeres y hombres considera que una mujer es más feliz cuidando a sus hijos que haciendo una carrera profesional

Asimismo, el informe presentará datos detallados sobre las percepciones de los bolivianos y bolivianas, referidas a los trabajos de cuidado, tiempo de dedicación de hombres y mujeres a tareas de cuidado, la relación de la distribución del cuidado con la lucha por reducir las desigualdades, y las oportunidades de desarrollo a las que muchas mujeres no están accediendo, por dedicarse a tareas de cuidado.

Mujeres dedican el doble de tiempo al cuidado de los dependientes

El estudio también destaca que la presencia de niños y niñas menores de 13 años reduce significativamente la probabilidad de que las mujeres trabajen fuera del hogar, y aumenta la probabilidad de que los hombres lo hagan. A mayor número de hijos menores de 13 años, menor participación laboral de las mujeres; y a menor edad de los hijos, menor aún su participación laboral.

La información disponible para el año 2017, proveniente de la Encuesta de Hogares del INE, permite estimar que 36,4% de las mujeres entre 24 y 54 anos trabajan a tiempo parcial frente a sólo 14,5% de los hombres. Asimismo, las mujeres trabajan en promedio 44 horas semanales en actividades remuneradas, frente a 51 horas en el caso de los hombres. Ambas formas de inserción laboral están acompañadas por condiciones de mayor precariedad y menores ingresos.

“La solución no está en que la mujer deje de trabajar, sino en repartir mejor el trabajo no remunerado. Y, si bien el machismo es una de las causas estructurales del problema, Bolivia tiene un buen ambiente para generar cambios”, destacó Carlos Aguilar, director de OXFAM en Bolivia.

División sexual del trabajo

Históricamente, las mujeres asumieron las tareas de cuidado y las tareas domésticas como “responsabilidad innata de mujeres” y los hombres, el trabajo productivo y remunerado como “responsabilidad innata de los hombres”. 

A diferencia de las mujeres que “cuidan”, los hombres son quienes “trabajan”, y su trabajo tiene valor económico, es productivo y, por tanto, puede pagarse con un salario. Es así como sigue produciéndose y reproduciéndose un círculo vicioso de desigualdad entre mujeres y hombres. “Más del 95% de las personas que se dedican al cuidado y/o al trabajo doméstico en sus hogares no reciben ningún pago, incentivo o compensación por hacerlo”, destaca el estudio.

Asimismo, el estudio destaca que 7 de cada 10 entrevistados afirman que cuando ambos trabajan, los hombres deberían “ayudar” en la casa en lugar de “hacer la mitad”, como una tarea compartida.

Políticas integrales de cuidado

El estudio destaca que “Bolivia necesita una política integral del cuidado porque el cuidado es el eje de la sostenibilidad de la vida”.

El reconocimiento al valor del cuidado, la redistribución de la corresponsabilidad del cuidado entre hombres y mujeres es una tarea de la comunidad, el Estado y el sector privado, resultando fundamentales las políticas públicas, los programas y la institucionalidad.

La investigación adicionalmente concluye que, desde el sector privado, y de manera articulada con el Estado, es necesario sumar esfuerzos que modifiquen las actuales condiciones del mundo del trabajo, promoviendo una mayor conciliación entre el trabajo remunerado y el trabajo no remunerado en condiciones de equidad entre hombres y mujeres.

Para promover la corresponsabilidad del cuidado entre hombres y mujeres, no será suficiente cambiar políticas y leyes. Resulta fundamental también desarrollar estrategias que transformen creencias y normas sociales de quienes proveen cuidado dirigidas a familiares y trabajadores de los servicios de educación, salud y protección social.

“En Oxfam creemos que esta transformación es posible, pero requiere nuevos acuerdos sociales y políticos en torno a un debate nacional que permita afianzar la ruta para la construcción de un sistema nacional de cuidado que contribuya a una sociedad más justa, con mayor bienestar, menos desigual, y con mayor equidad de género”, enfatizó Aguilar.

“Con el informe Tiempo para Cuidar proponemos una transformación social: transitar de una sociedad en la que el cuidado se concentra en las familias, y al interior de ellas en las mujeres, hacia una sociedad de corresponsabilidad de género, social y pública del cuidado. Proponemos una democratización de las tareas de cuidado y del trabajo doméstico entre hombres y mujeres; una redistribución del cuidado entre el Estado, la familia, la comunidad y el sector privado, quienes reconociendo el valor de este trabajo participen de manera corresponsable en su provisión, facilitando una Organización más justa donde todos ganamos. Iniciar esta impostergable agenda con un debate público nacional es tarea de todas y todos”, agregó Verónica Paz Arauco, Coordinadora de Campañas de Incidencia de Oxfam en Bolivia.

Datos relevantes

  • La Organización Internacional del Trabajo (OIT) calculó que en 2018, en todo el mundo, las mujeres realizaban el 76% de todo el trabajo de cuidado no remunerado dedicándole 3,2 veces más tiempo que los hombres.
  • Se estima que en 2018, 647 millones de personas en el mundo dejaron de trabajar para atender sus responsabilidades familiares, el 93% de ellas eran mujeres.
  • 7 de cada 10 mujeres y 9 de 10 hombres entre 24 y 54 años participan en el mercado laboral.
  • 7 de cada 10 mujeres y 5 de cada 10 hombres consideran que las tareas de cuidado en su hogar están injustamente distribuidas.
ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -