7 C
La Paz
miércoles, noviembre 30, 2022
InicioEconomíaPrograma apoyará emprendimientos y educación de mujeres y jóvenes en el país

Programa apoyará emprendimientos y educación de mujeres y jóvenes en el país

Una iniciativa que articula a cinco organizaciones bolivianas busca apoyar a mujeres y jóvenes en sus emprendimientos económicos y su educación como parte de un proceso de recuperación económica posterior a la pandemia de la covid-19.

Este miércoles se presentó en La Paz el programa «Aprender y fortalecer para emprender» que tiene la finalidad de «articular el fortalecimiento económico productivo y el acceso a la educación», dijo la directora ejecutiva de la Coordinadora de la Mujer de Bolivia, Tania Sánchez.

El proyecto consiste en una convocatoria para captar unos 1.000 proyectos de emprendimientos económicos de personas entre los 18 a 40 años en 8 municipios de los departamentos de La Paz, Cochabamba y Tarija.

Sánchez explicó que las acciones de apoyo a los emprendimientos implican fortalecer los conocimientos y capacidades de las mujeres y jóvenes emprendedores para la superación de las «brechas digitales en comercialización» y «mejorar el acceso a las nuevas tecnologías».

Asimismo, en el área educativa se proyecta la formación en asuntos como la prevención de violencia, la educación sexual y las habilidades «steam» que están relacionadas con el desarrollo de capacidades en ciencia, tecnología e ingeniería.

Este programa está impulsado por la Coordinadora de la Mujer, el Centro de Fomento a Iniciativas Económicas FIE, el Centro de Capacitación e Investigación de la Mujer Campesina de Tarija, el Instituto de Formación Femenina Integral (IFFI) y la Campaña Bolivia por el Derecho a la Educación, con la financiación de la Unión Europea.

Emprendimientos y educación

De acuerdo a un diagnóstico que realizaron las entidades relacionadas con el proyecto, 7 de cada 10 emprendimientos o negocios de mujeres y jóvenes tienen menos de 3 años y 6 de 10 se crearon por «necesidad o subsistencia», justamente durante la pandemia.

Estas actividades económicas utilizan algunos medios digitales que se combinan con otros presenciales para la venta de sus productos y se señala que es «escasa» la «disponibilidad» de las herramientas digitales y el acceso a conectividad.

Antes de la pandemia, Raquel Altamirano, una joven emprendedora del departamento de Tarija, en el sur de país, ingresó en la producción apícola, pero ese proyecto suyo se enfrentó a la etapa más dura de la pandemia en 2020 cuando se aplicó el confinamiento.

«No podíamos salir a comprar los insumos necesarios para tener fuertes a las abejas y que puedan resistir al frío o la escasez de flora. Se han ido muriendo, hemos ido disminuyendo nuestras colmenas», recordó.

En su caso, mencionó que la formación que recibió sirvió para abrirse a nuevos mercados y mejorar su producción que además de la miel y el propóleo busca la elaboración de otros derivados.

El programa «Aprender y fortalecer para emprender» también mostró el impacto de la pandemia en la educación escolarizada que según datos del Banco Mundial llegó a un 20 % de deserción en 2021.

En ese sentido, la Coordinadora de la Mujer estableció que las «principales razones» por las que las adolescentes abandonan la escuela se debe a la «necesidad de trabajar y por los embarazos».

Por ello, la dimensión educativa del proyecto prevé otorgar una «formación integral» a los adolescentes de unas 32 unidades educativas de los departamentos en los que se aplicará el proyecto para formarlos en «habilidades específicas» y acciones orientadas a la prevención de la violencia, entre otros aspectos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -