7 C
La Paz
miércoles, noviembre 30, 2022
InicioEconomíaBolivia aspira a lograr reconocimiento mundial para sus cafés especiales

Bolivia aspira a lograr reconocimiento mundial para sus cafés especiales

Bolivia busca ser reconocida en el mundo por sus cafés, sobre todo los especiales, para lo cual tiene en marcha un programa de apoyo a los caficultores para aumentar la superficie cultivada y mejorar la calidad del grano, además de un torneo anual para proyectarse al exterior.

La Institución Pública Desconcentrada Soberanía Alimentaria (Ipdsa), dependiente del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, está encargada del Programa Café que apunta sobre todo a la producción orgánica de cafés especiales.

«Así como conocemos a Colombia por su café, igual tienen que conocernos, tiene que saber la gente en el mundo que en Los Yungas de Bolivia se produce el mejor café», dijo el director ejecutivo de la Ipdsa, Víctor Hugo Vázquez, en una visita a una parcela caficultora en la localidad yungueña de Coroico.

Con ese fin, el programa trabaja en la innovación tecnológica, asistencia técnica a los productores y control de plagas y enfermedades, en coordinación con otras entidades estatales como el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal y el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria.

La entrega de plántulas para que los productores «puedan renovar sus plantaciones» o cultivar nuevas parcelas es una de las tareas que llevan adelante, indicó Vázquez.

Según el funcionario, uno de los logros del programa fue mejorar el rendimiento, al pasar de 11 a 12 sacos de café por hectárea a un promedio de entre 22 y 25 sacos con un peso de 60 kilos.

El programa fue puesto en marcha en 2018 y hasta el año pasado alcanzó una cobertura superior a las 5.500 hectáreas cultivadas de café, con 5.779 productores beneficiados en 27 municipios en las regiones de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz.

Otras cifras

Bolivia tiene unos 16.000 productores de café y se calcula que la superficie de cultivos es mayor a las 6.000 hectáreas.

Según datos oficiales, el 96 % de la producción de café en Bolivia se concentra en las provincias de Caranavi, Nor y Sud Yungas de La Paz, seguido por Santa Cruz con un 3 % y Cochabamba con un 1%.

Entre 2011 y 2021 las exportaciones bolivianas de café sumaron en total unos 142 millones de dólares, con los 26 millones y las 4.603 toneladas reportados en 2011 como las cifras más altas en esa década, según un análisis difundido en julio pasado por el privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) con datos del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Entre enero y mayo el país exportó 1.017 toneladas de café por 6 millones de dólares, cifras que suponen incrementos de 32 % y 42 % en volumen y valor, respectivamente, con respecto al mismo periodo de 2021, señaló el IBCE.

El año pasado Bolivia exportó café a 25 países, siendo su principal destino Estados Unidos con el 25 % del total, seguido por Bélgica y Francia, ambos con una participación del 14 %, agregó.

Vázquez expresó su confianza en que este año se podrá superar los 10 millones de dólares logrados en exportaciones en 2021.

Cafés de altura

Situado a unos 100 kilómetros de La Paz y a más de 1.500 metros de altitud, Coroico es uno de los municipios productores de café en la zona subtropical de Los Yungas, cuya vocación caficultora compite actualmente con el cultivo de hojas de coca.

Vázquez abogó por «recobrar esa imagen cafetalera de Los Yungas» y potenciar sobre todo la producción de cafés de altura.

Ese es otro de los objetivos de la Ipdsa, promover el cultivo del café de altura en Los Yungas, «ya que la altura le da un aroma, un sabor especial» a ese producto, explicó el técnico del programa Café Rogelio Rey.

«Tenemos un buen lugar para producir café y también queremos incentivar a la producción orgánica, ya que el uso indiscriminado de agroquímicos afecta a nuestro medioambiente», agregó.

Según Rey, también se están implementando nuevas tecnologías empleadas en países como Colombia y Brasil para mejorar la calidad, el aroma o el sabor del café en la etapa posterior a la cosecha.

La ventana al mundo para promocionar los cafés especiales bolivianos es el Torneo Nacional Taza de Calidad Café Presidencial, comentó Vázquez.

La competencia celebra este año su octava versión con la aspiración de batir el récord de 160 dólares la libra logrado en la subasta de la edición 2020.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -