14 C
La Paz
jueves, septiembre 29, 2022
InicioOpiniónEditorialDía del Agua, "Haciendo visible lo invisible"

Día del Agua, «Haciendo visible lo invisible»

Hoy, 22 de marzo, se celebra el Día Mundial del Agua que este año estará dedicado a resaltar el valor de las aguas subterráneas en nuestro planeta. En nuestro país es cada vez más urgente valorar en toda su magnitud la problemática del agua. Bolivia es parte de tres cuencas hidrográficas y por los nueve departamentos circulan millones de hectolitros de agua diariamente que se van, por diversas vertientes hasta los océanos o son desviados a fines industriales o agropecuarios tanto en nuestro territorio como fuera de las fronteras. Pese a esos enormes caudales, hay regiones que sufren sequias mientras otras padecen inundaciones, debido a una serie de factores que tienen que ver con una deficiente gestión ambiental y de recursos hídricos, así como por los fenómenos climáticos.

Bolivia pertenece a la cuenca Amazónica, a la Cuenca del Rio de La Plata y la cuenca Endorreica o Cerrada del Altiplano. Las nuevas visiones sobre hidrología, además, describen decenas de subcuencas y depósitos de aguas subterráneas que existen casi en todo el territorio nacional, pero solamente en tres regiones se han efectuado estudios. Con la colaboración del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) se efectúan aplicaciones isotópicas en los acuíferos de La Paz y de la ciudad de Oruro, se proyecta efectuar estos estudios también en otras ciudades de Bolivia. Un informe de la OIEA señala que el país posee cinco grandes acuíferos urbanos. Uno de ellos es el acuífero de Purapurani. A pesar de que durante siglos ha suministrado agua a las ciudades de El Alto y Viacha, no era mucho lo que se sabía de este acuífero.

En la actualidad los científicos utilizan técnicas isotópicas para recopilar información clave sobre la edad, la calidad y el origen del agua subterránea, información que permite ahora planificar mejor su uso. Hace algún tiempo, Paola Mancilla Ortuño, hidróloga del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, informaba que, «lamentablemente, las aguas poco profundas de la zona septentrional de este acuífero están contaminadas, que parte del agua de la zona oriental posiblemente tenga más de 2000 años y que las aguas subterráneas de otra parte del acuífero proceden del agua de lluvia que viene de la cordillera de los Andes». Purapurani es un recurso fundamental para el desarrollo de la región, y más de un millón de personas dependen de este acuífero de 300 km². Un número creciente de personas se benefician con el acuífero en su vida cotidiana, y probablemente no saben de su existencia, las empresas también extraen grandes cantidades de agua para seguir el ritmo de crecimiento urbano y los agricultores se sirven de su caudal para mantener sus cultivos y ganado.

El agua es un recurso fundamental para la vida de todos los seres vivos, sin embargo, se encuentra bajo amenaza extrema debido al aumento de la población, la creciente demanda de la agricultura y la industria y, en especial, de los efectos del cambio climático en el planeta. Estas son algunas de las razones por las que la ONU ha señalado esta fecha para tomar conciencia del valor del agua dulce y evitar su mal uso. Además, la conmemoración de este día, respalda el Objetivo Seis de Desarrollo Sostenible, cuyo fin es garantizar el acceso al agua limpia y a un saneamiento adecuado a toda la población mundial antes de 2030. La Fundación AquaE, al sumarse a esta celebración, recuerda que a pesar de que el 70% del planeta esté compuesto de agua, solo el 2,5% es agua dulce. Sin embargo, de esta cantidad, tan solo el 0,007% está disponible para consumo humano. Esto se debe a que el 69% se encuentra congelado en los polos, el 30% está como agua subterránea en los acuíferos y el 0,3% en los ríos y arroyos.

Estos datos evidencian la importancia del agua dulce para el fundamento de la vida de todos los seres vivos, pero también su escasa disponibilidad en el planeta y la clara necesidad de proteger este valioso recurso. Por esta razón, y bajo el lema «Agua subterránea – Haciendo visible lo invisible» se pretende mostrar los graves estragos para el planeta que puede suponer no contar con este valioso recurso. El agua subterránea se encuentra bajo la superficie terrestre, y se almacena en los acuíferos: formaciones geológicas compuestas por una o más capas de rocas y arena capaces de albergar y conservar agua en su interior. Según datos de la ONU, el 97% del agua dulce líquida se encuentra bajo nuestros pies en el interior de estas formaciones naturales. El agua subterránea, además, da sustento al suministro de agua potable, el saneamiento, la agricultura, la industria y los ecosistemas. Los acuíferos se han demostrado como elementos resilientes al cambio climático. Sin embargo, la extracción insostenible de las reservas de agua de estas formaciones y el aumento de la temperatura global del planeta están poniendo en serio peligro la disponibilidad de este valioso recurso. Por esta razón, desde Naciones Unidas han decidido situar las aguas subterráneas en el centro de la conservación hídrica global. Y es que este 2022 es un año en el que el desafío climático es clave para cumplir los objetivos fijados en la Agenda 2030.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -