11.4 C
La Paz
viernes, mayo 17, 2024
InicioOpiniónEditorialDía Internacional de la Madre Tierra

Día Internacional de la Madre Tierra

Este 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra, una efeméride proclamada por las Naciones Unidas en la resolución A/RES/60/192, de 22 de diciembre de 2005. En Bolivia se ha aprobado una ley de Derechos de la Madre Tierra, que no se cumple, como tampoco se respetan las normas referentes a la protección del medioambiente. La minería, el narcotráfico, la contaminación industrial y los efectos del excesivo parque automotor no tiene control alguno, pese a existir disposiciones legales. Menos se honran los acuerdos internacionales para adoptar medidas que eviten que se agrave el cambio climático. A todo ello se suma el descontrol de la explotación de oro que, pese a batir récords de producción por más de tres mil millones de dólares anuales, casi nada aporta al Estado, mientras contamina los ríos, la tierra y a las comunidades de las zonas donde operan las cooperativas auríferas.

La Organización de Naciones Unidas señala que hoy más que nunca en este Día Internacional de la Madre Tierra, necesitamos un cambio hacia una economía más sostenible que funcione tanto para las personas como para el planeta. Promueve la armonía con la naturaleza y la tierra, y exhorta a la humanidad a unirse al movimiento mundial para restaurar la madre Tierra. Explica que el cambio climático, los cambios provocados por el hombre en la naturaleza, así como los crímenes que perturban la biodiversidad, como la deforestación, la modificación en el uso del suelo, la producción agrícola y ganadera intensiva o el creciente comercio ilegal de vida silvestre, pueden acelerar el ritmo de destrucción del planeta.

El Día Internacional de la Madre Tierra se celebra oficialmente desde el año 2005 con el objetivo de concienciar a la humanidad sobre los problemas generados por la superpoblación, la contaminación, la necesidad de conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales. Pero realmente, el primer antecedente del Dia de la Tierra se retrotrae a 1968 cuando el Servicio de Salud Pública de EEUU organizó el Simposio de Ecología Humana para que estudiantes de diversos lugares escucharan a científicos hablar sobre los efectos del deterioro ambiental en la salud humana, de acuerdo a el «diainyernacionalde.com», que recuerda que dos años después, en 1970, como repercusión del simposio, el senador y activista ambiental Gaylord Nelson propuso la creación de una agencia ambiental y se realiza una manifestación masiva a la que acuden más de dos mil universidades, decenas de miles de escuelas públicas y centenares de comunidades.

Esta presión social da sus resultados y el gobierno de los Estados Unidos creó la Agencia de Protección Ambiental y una serie de leyes destinadas a la protección del medio ambiente. En 1972 se celebró la primera conferencia internacional sobre el medio ambiente. La Cumbre de la Tierra en Estocolmo, cuyo objetivo fue sensibilizar a los líderes mundiales sobre la magnitud de los problemas ambientales.

Cada año, se escoge un tema para celebrar el Día Internacional de la Madre Tierra. El lema para 2024 es «Planeta vs plásticos». Es fundamental y urgente la necesidad de acabar con los plásticos por el bien de la salud humana y del planeta. Se exige una reducción del 60% de la producción de plásticos para 2040. Porque respiramos plásticos, los comemos y nos producen enfermedades. Desde el año 2005, la ONU ha puesto en marcha el llamado premio «Campeones de la Tierra» a través del cual se reconoce la labor de personas o grupos que trabajan por el medio ambiente, que inspiran a otros y que defienden un futuro mejor para nuestro planeta. Se trata del máximo galardón medioambiental del mundo. Cualquier persona o grupo puede optar a este premio.

La pandemia de coronavirus nos demostró sin lugar a dudas que la salud de la especie humana está íntimamente relacionada con la salud del planeta. El maltrato de los humanos a la Tierra, la pérdida de biodiversidad, la deforestación, la producción agrícola y ganadera intensiva, son factores que pueden aumentar la transmisión de enfermedades infecciosas de animales a humanos. De acuerdo con el PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), cada cuatro meses surge una nueva enfermedad infecciosa en los humanos. Y de ellas, el 75% proviene de los animales. De ahí la relación tan estrecha entre salud humana, animal y ambiental.

Recordemos que, en el caso de nuestro país, la situación es muy delicada, y debido al incumplimiento de una serie de normas ambientales, y de los acuerdos de París para proteger la naturaleza, el relator de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos y el medio ambiente, David Boyd, pide a Bolivia implementar leyes ambientales y cambiar la economía extractivista. Mediante un mensaje en las redes sociales, manifestó su preocupación sobre la realidad medioambiental de nuestro país. Boyd considera que la situación en Bolivia es profundamente preocupante.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -