El embajador alemán afirma que el acuerdo del litio con Bolivia es vinculante

El embajador de Alemania en Bolivia, Stefan Duppel, advirtió de que el acuerdo para una empresa mixta entre ambos países para explotar litio es jurídicamente vinculante, tras haber sido derogado por el Gobierno.

Duppel se refirió a través de Twitter a la reciente derogación por el presidente Evo Morales del decreto que autorizó una sociedad mixta entre la estatal Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB) y la alemana ACI Systems (ACISA).

La derogación se produjo en medio de protestas en la región donde se encuentra el litio, que reclaman que la explotación del mineral deje más beneficios en la zona, al considerar que el acuerdo favorecía solo a la empresa extranjera.

«El Gobierno Federal toma nota y lamenta que Bolivia haya cancelado, unilateralmente y sin fundamentar, el D.S. -decreto supremo-«, advirtió en la red social el representante diplomático.

El embajador destacó que los gobiernos de ambos países y las dos empresas habían trabajado en los últimos tres años «estrechamente», con el objetivo de «asegurar que el proyecto se ponga en marcha y que tenga éxito».

«Tanto por el interés del desarrollo económico boliviano como por el de la economía alemana basada en el litio», añadió.

Duppel recalcó que «el acuerdo de proyecto jurídicamente vinculante entre ACI y YLB en diciembre del pasado año fue un gran paso».

«La parte alemana espera que el gobierno boliviano inicie consultas sobre la futura cooperación lo antes posible», concluyó.

La derogación del decreto se conoció el pasado 3 de noviembre, un día después de su firma por el presidente.

El acuerdo alcanzando en diciembre de 2018 entre ambas empresas preveía una sociedad mixta para industrializar la producción de litio en el salar de Uyuni, en la región andina de Potosí, que el Gobierno boliviano asegura que posee las mayores reservas mundiales de este mineral con unos 21 millones de toneladas.

El Comité Cívico de Potosí había iniciado el pasado octubre una serie de movilizaciones exigiendo al Gobierno boliviano que se otorgue más beneficios a la población por la explotación del litio, al considerar que solo favorece a multinacionales extranjeras.

La empresa mixta entre ambas sociedades dispondría de un plazo de setenta años para la producción y comercialización de hidróxido de litio en Uyuni, considerado el mayor salar continuo del mundo, de unos 10.500 kilómetros cuadrados.

El acuerdo preveía que YLB aporte el 51 por ciento y ACI Systems el 49 por ciento de la sociedad conjunta, con un capital de alrededor de diez millones de dólares.

La inversión de la que se habló entonces para una planta industrial de cátodos y de baterías sería cercana a 900 millones de dólares, en un plazo de unos tres años para comenzar la producción.