Empresas buscan puente aéreo para llevar alimento a urbes cercadas

El empresariado privado de Santa Cruz coordinará con el Gobierno de la presidenta interina, Jeanine Áñez, para tender un puente aéreo desde ese departamento y llevar alimentos y otros productos que comienzan a escasear en ciudades bloqueadas por seguidores de Evo Morales.

Los empresarios cruceños han analizado la posibilidad de coordinar con el Ejecutivo la habilitación de «vuelos chárter que puedan llevar los productos a las partes del país donde necesitamos que lleguen», dijo el presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Santa Cruz (Cainco), Fernando Hurtado.

El sector está consciente de que esto implicará «un alto incremento en sus costos», pero espera lograr algún acuerdo con los ministerios correspondientes para hacer estos vuelos, indicó a los medios.

Mediante este puente aéreo, se busca abastecer de alimentos como pollo, carne o leche, o insumos médicos como el oxígeno, a las regiones bolivianas que los requieran.

«Lo estamos trabajando desde el sector privado entre muchas otras preocupaciones, pero esto es algo que urge. Urge hacer llegar alimentos al resto del país», manifestó.

Hurtado sostuvo que hay preocupación en el empresariado cruceño ante los bloqueos instalados en carreteras de Santa Cruz, Cochabamba y La Paz, las tres principales ciudades bolivianas.

Estas medidas «no solamente asfixian a las ciudades, sino que empiezan a afectar toda la cadena productiva», explicó.

El empresario enfatizó en que «lo más primordial» es abastecer a los hogares en el resto del país.

Los seguidores de Evo Morales iniciaron bloqueos de carreteras en diversas regiones en contra de su renuncia a la Presidencia de Bolivia y en rechazo al Gobierno interino.

La renuncia de Morales, asilado en México, agravó la crisis que comenzó en el país desde las fallidas elecciones generales del pasado 20 de octubre, en las que la oposición al líder indígena denunció que hubo fraude para garantizar su reelección.

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), la mayor patronal del país, expresó su «beneplácito» por el nombramiento de Áñez, y abogó por la normalización de las actividades productivas, que se han visto afectadas por la crisis política y social.

La CEPB, que no dio cifras sobre las pérdidas que ha generado la crisis, por la que la mayoría de las empresas y negocios han operado de manera intermitente, espera que se tomen medidas en la brevedad posible.