4.2 C
La Paz
jueves, julio 18, 2024
InicioOpiniónEditorialLíderes proponen reformar Naciones Unidas

Líderes proponen reformar Naciones Unidas

Una asamblea global busca reformar la máxima institución que regula las relaciones entre los Estados. Si avanzan las propuestas puede llegarse a un desenlace histórico, como fue la creación de la ONU. Los gobernantes del planeta coinciden en la necesidad de reformar Naciones Unidas, el Consejo de Seguridad y los organismos mundiales, para lograr un organismo que responda a los requerimientos urgentes de la actualidad. El Secretario General António Guterres, llamó a la unidad para hacer frente a las amenazas existenciales de un mundo que se está desquiciando por momentos, en un mensaje a los líderes mundiales reunidos en Nueva York. Pidió que se reforme el sistema de gobierno mundial, incluida la arquitectura financiera global, para acabar con la desigualdad.

«El mundo ha cambiado. Nuestras instituciones, no. No podemos abordar eficazmente los problemas tal y como son si las instituciones no reflejan el mundo tal y como es. Guterres lanzó esta llamada de atención durante su discurso de apertura del Debate General de la ONU que, como cada septiembre, reúne en Nueva York a los máximos mandatarios mundiales, y en la que expresó que la urgencia de intervenir es máxima en un mundo que «se está desquiciando». Un informe de ONU Noticias, explicó ampliamente los alcances del debate. «La gobernanza mundial está estancada en el tiempo. No hay más que ver el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y el sistema de Bretton Woods. Reflejan las realidades políticas y económicas de 1945, cuando muchos países de esta Asamblea todavía estaban bajo dominación colonial», explicó el Secretario General.

En la Asamblea, el presidente de Bolivia, Luis Alberto Arce, sostuvo que el mundo asiste al alba de una nueva configuración internacional luego de haber empeorado en muchos ámbitos durante las últimas décadas de unipolaridad. En este contexto, el líder boliviano abogó por un nuevo orden mundial «en el que todos seamos parte, con igualdad de derechos y obligaciones, sin imposiciones de ningún tipo, sin amos ni esclavos, sin dobles raseros, sin sancionadores ni sancionados, un nuevo orden donde prime la solidaridad, la complementación y la colaboración por encima del egoísmo y la mezquindad».

Las soluciones a los múltiples desafíos de la humanidad sólo se harán realidad con el compromiso y la voluntad política de todos. Arce responsabilizó al capitalismo de replicar prácticas de dominación y explotación colonial que deben ser superadas, reconstruyendo la confianza y aumentando la cooperación para impulsar el desarrollo y mejorar la salud de la Madre Tierra en beneficio de todos. El mandatario deplora el desorbitado gasto militar, así como el uso de armas no convencionales proscritas por el derecho internacional y la amenaza de utilizar armas de destrucción masiva. Para sortear la crisis actual y consolidar el nuevo orden -afirmó- el mundo precisa de la ONU, erigida como una institución fuerte y comprometida con la paz. El mandatario precisó que la ONU debe mantener su carácter intergubernamental pero sin subordinación a ningún poder hegemónico, sea económico, político o militar, «porque las soluciones a los múltiples desafíos de la humanidad sólo se harán realidad con el compromiso y la voluntad política de todos países, priorizando el interés común de la humanidad, de los pueblos y de los sectores más vulnerables».

Volviendo al mensaje del Secretario General de la ONU, en su exposición dijo que ha llegado el momento de renovar las instituciones multilaterales basadas en las realidades económicas y políticas del siglo XXI y enraizadas en la equidad, la solidaridad y la universalidad. Las reformas deberían empezar con el Consejo de Seguridad y seguir con el rediseño de la arquitectura financiera internacional, incluidos los bancos multilaterales de desarrollo, para que «realmente sean universales» y sirvan como «red de seguridad para los países en desarrollo con problemas».

Sobre la invasión rusa de Ucrania», afirmó que esta guerra, viola la Carta de las Naciones Unidas y el derecho internacional, y ha desencadenado un nexo de horror: vidas destruidas; violaciones de los derechos humanos; familias destrozadas; niños traumatizados; esperanzas y sueños rotos. Añadió que la guerra no se queda en Ucrania, ya que ese conflicto tiene graves implicaciones, «pues las amenazas nucleares nos ponen a todos en peligro». El Secretario General, propuso que mientras se hacen las reformas se pueden «tomar medidas decididas ahora» para ayudar a los países a capear las crisis. Entre ellas avanzar urgentemente en el estímulo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, para los que solicitó que se inviertan 500 mil millones de dólares anuales y aliviar la carga financiera de las economías en desarrollo y emergentes. «Las Naciones Unidas se crearon precisamente para momentos como éste: momentos de máximo peligro y mínimo acuerdo», finalizó.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -