6 C
La Paz
martes, mayo 11, 2021
InicioOpiniónEditorialPreocupación internacional por lo que ocurre en Bolivia

Preocupación internacional por lo que ocurre en Bolivia

Las relaciones internacionales armónicas son indispensables para alcanzar soluciones a los múltiples problemas de los Estados, no solamente para mejorar la diplomacia, sino para obtener apoyo de la comunidad internacional. El actual gobierno, siguiendo la línea que mantuvo el MAS desde hacen 15 años, mantiene la confrontación y hostilidad política e ideológica, tanto en el campo interno como internacional. La represión y violaciones a los derechos humanos y prerrogativas legales de los ciudadanos, así como la práctica de judicializar la política, han generados reacciones diversas.

Organismos internacionales como la Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos (OEA), la institución defensora de los derechos humanos «Human Rights Watch», la Iglesia Católica, la Unión Europea, entre otras, han hecho conocer su preocupación por lo que está ocurriendo en Bolivia. Inclusive senadores tanto republicanos como demócratas de los Estados Unidos, expresaron preocupación por las recientes detenciones políticas en Bolivia, y recordaron que «existen compromisos por la democracia que se deben respetar en el marco nacional e internacional».

Emitieron un comunicado con la firma de los senadores estadounidenses republicanos Marco Rubio por Florida, Jim Risch por Idaho, y los demócratas Bob Menendez de New York y Dick Durbin de Illinois, recordando que en 2019 el Senado de EEUU «adoptó dos resoluciones en apoyo a las elecciones democráticas y una transición pacífica del poder en Bolivia, y expresó serias preocupaciones por las irregularidades generalizadas en las elecciones de octubre del 2019».

VISOR Bolivia reprodujo el comunicado de los congresistas en el que se señala que el actual gobierno boliviano debe «respetar las normas democráticas establecidas que se ven amenazadas por los nuevos esfuerzos de politizar el poder judicial y atacar a ex funcionarios del gobierno interino». Asimismo se expresa el apoyo a la labor de la Misión de Observación Electoral de la Organización de Estados Americanos (OEA), que elaboró el informe técnico de las elecciones del 20 de octubre de 2019, con la posterior auditoría e informe que evidenció una serie de irregularidades cometidas en dicho proceso. Recientemente, el jefe de la MOE de la OEA, Manuel Gonzáles, reiteró en entrevista con la cadena CNN, que en Bolivia hubo fraude para favorecer la candidatura y reelección del entonces presidente y jefe del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales. «No me cabe la menor duda de que ocurrió un fraude electoral para beneficiar al entonces presidente Morales en las elecciones del 2019», declaró Gonzáles.

Para los cuatro senadores de EEUU, las nuevas elecciones de 2020, brindaron a los partidos políticos de Bolivia una oportunidad de renovar su compromiso con la democracia y la tolerancia. «Sin embargo, los recientes acontecimientos parecen indicar un retorno a la política del pasado. Por lo tanto, instamos a las autoridades bolivianas a respetar las leyes y compromisos nacionales e internacionales de DDHH de su país», señala el documento. El comunicado finaliza con un llamado al presidente norteamericano Joe Biden para que su administración utilice los canales diplomáticos para enviar un mensaje claro al gobierno boliviano sobre «la necesidad de preservar el orden democrático para el futuro del pueblo boliviano y la estabilidad de las Américas».

Sin duda, son importantes las expresiones de preocupación de la comunidad internacional sobre la actual situación en la que se están vulnerando el estado de derecho y pasando por encima de la Constitución Política del Estado, así como de los principios jurídicos de presunción de inocencia que señalan que se debe reconocer la inocencia de las personas hasta que se demuestre lo contrario. Lamentablemente en nuestro país primero se practican detenciones preventivas y hay centenares de personas privadas de libertad mediante ese mecanismo. Contrariamente, se beneficiaron con amnistía e indulto -por ser del MAS- los que atentaron contra la planta de gas de El Alto, así como un guerrillero de las FARC capturado en las movilizaciones, y también están ya libres los que destruyeron los buses PumaKatari, y otros movilizados que cometieron diversos delitos contra la seguridad de los ciudadanos, e incendiaron y destruyeron bienes públicos y privados.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -