6 C
La Paz
domingo, septiembre 26, 2021
InicioMundoSagasti avisa a Castillo de las "bombas de tiempo" que se encontrará...

Sagasti avisa a Castillo de las «bombas de tiempo» que se encontrará en Perú

El presidente interino de Perú, Francisco Sagasti, advirtió este viernes que su sucesor, Pedro Castillo, se va a encontrar con una serie de «bombas de tiempo» puestas por el Congreso saliente en forma de leyes.

En conferencia con la Asociación de Prensa Extranjera en el Perú (APEP), Sagasti explicó que el Parlamento le ha enviado 66 proyectos de ley para revisar y promulgar antes de ceder este 28 de julio el sillón a Castillo, algunos de ellos polémicos y con los que no está plenamente de acuerdo el Ejecutivo.

Entre las normas recientemente aprobadas por el Legislativo está un nuevo código procesal constitucional que, cuando se mira en detalle, «lo que va a hacer es paralizar el sistema judicial, con consecuencias muy serias y graves», según Sagasti.

También otra norma que regula las atribuciones de la Contraloría y que, por su carácter general e impreciso, «se presta a la interpretación» y haría que la administración pública no se atreva a tomar decisiones de gasto, apuntó el mandatario.

Evasión fiscal y desempleo

El jefe de Estado anticipó que para Castillo también será un problema la presión tributaria tan baja del país, que ronda entre el 14,1 % y el 14,5 % del producto interior bruto (PIB).

«Esto significa que habrá que tomar decisiones muy difíciles sobre una gran cantidad de demandas justas y legítimas que deben ser atendidas, pero no vamos a tener los recursos suficientes para hacerlo», avisó Sagasti.

El gobernante también destacó que, si bien la economía se está recuperando con perspectivas de crecer un 10 % en 2021 y un 4,8 % en 2022, el empleo todavía no está creciendo en la medida que debería.

«Tenemos un panorama mixto con buenas perspectivas y tendencia, y lo que va a ser difícil para el próximo Gobierno, a menos que ponga gente experimentada y una visión pragmática y clara, es mantener medidas que nosotros hemos anticipado y puesto en práctica», agregó.

Vacunación garantizada

Sobre el proceso de vacunación contra el covid-19, Sagasti recordó que, al asumir el cargo tras la crisis política de noviembre de 2020, no había ningún contrato de adquisición de vacunas suscrito por su predecesor, Martín Vizcarra (2018-2020).

Ahora el país cuenta con vacunas para inmunizar a toda su población hasta final de año, y un proceso que avanza a buen ritmo, con alrededor del 12 % de los peruanos ya con las dos dosis.

«El desafío va a ser tomar consciencia de lo difícil que ha sido para nosotros organizar esto en una situación tan crítica. Si quieren cambiar y empezar de una manera distinta les tomará dos o cuatro meses. Eso se los hemos dicho con toda claridad», dijo.

Reacio a una nueva constitución

El mandatario, que tuvo una primera toma de contacto con Castillo el miércoles en Palacio de Gobierno, reiteró que no está de acuerdo con la idea del presidente electo de promover una Asamblea Constituyente para formular una nueva Constitución.

«No creo mucho en aquellos políticos que tienen el complejo de Adán o de Eva, que creen que todo empieza de nuevo cuando ellos llegan», indicó Sagasti.

Agregó que le ha dicho a Castillo «que una nueva Constitución tiene probablemente un valor simbólico, pero cuando uno empieza a preguntar en detalle qué tendría de nuevo esa Constitución, realmente no son muchas cosas».

Preocupado por «grupo muy violento»

Preguntado por si ve peligrar las instituciones con la asunción de Castillo, cuyo programa de gobierno contempla un profundo reformismo, Sagasti afirmó que «ningún partido tiene una mayoría abrumadora en el Congreso para modificar las leyes a su antojo».

«Lo que me preocupa es que hay un cierto grupo de personas que viven en una burbuja, se retroalimentan los unos a los otros y cuestionan todo el proceso (electoral)», apuntó Sagasti sobre las denuncias de «fraude» sin pruebas fehacientes que sostiene la derechista Keiko Fujimori, perdedora de las elecciones.

Recordó que la transparencia de los comicios fue avalada por una docena de misiones de observación, entre ellas de la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE).

Para Sagasti, ese grupo de votantes que clama fraude «es muy pequeño pero muy violento, como ya se vio en Estados Unidos y en otras partes del mundo, y no tiene nada que ver con la manera de pensar, sentir y actuar de la mayoría de peruanos».

En ese sentido, el mandatario deseó que «no tenga futuro» la manera de hacer política que representa el fujimorismo, cuyo fundador, el expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), cumple una condena de 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad.

La honestidad como recuerdo

Cuestionado por cómo le gustaría ser recordado una vez que deje el cargo, Sagasti respondió que preferiría que se acordaran de él como «un Gobierno honesto, que cumplió su palabra, que intentó hacer lo mejor para la ciudadanía y que pudo convocar al sector privado, al sector público, a la sociedad civil en un mismo propósito».

«El poder es como una droga. Uno empieza a usarlo poquito a poquito y luego se acostumbra hasta creer que es indispensable, y en ese momento pierde contacto con la realidad. He tratado de gobernar de la manera más sensata», concluyó.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -