8 C
La Paz
viernes, noviembre 25, 2022
InicioOpiniónEditorialSe perfila un nuevo escenario político

Se perfila un nuevo escenario político

El tratamiento de la ley del censo puede tener derivaciones imprevistas o desenlaces claves para la vida nacional. Las hipótesis que se pueden tejer son amplias y complicadas como las circunstancias de la tradicional política criolla, que ha dado suficientes ejemplos de la coincidencia de extremos opuestos -que fueron impensables en determinado momento- pero que, al convertirse en realidades, ya no sorprenden a nadie. Efectivamente, el debate de esta ley en el Órgano Legislativo está poniendo en el escenario una nueva prueba de la voluntad política para aportar a la pacificación del país, pero, además, implica otras consecuencias directas.

Lo que se decida no solo desmovilizaría a la gente y solucionaría el conflicto sobre el censo, sino que puede apuntalar al proceso democrático y contribuir a la gobernabilidad, cuestiones fundamentales para superar la conflictividad coyuntural. Pero, lo que ocurra puede perfilar lo inmediato, pero también podrá dar una idea más clara sobre el futuro político, sobre la unidad del Movimiento Al Socialismo, o su fractura, y la posibilidad de articular un nuevo escenario para la oposición. Las tendencias dentro del oficialismo podrían definirse en la actual circunstancia que dará la oportunidad a los asambleístas del oficialismo de aportar a la solución del problema, o que se agrave, con las consecuencias que ello implica.

Se han iniciado negociaciones no solamente entre representantes del Legislativo con los delegados de los movilizados por el censo, sino, implícitamente, entran en el ruedo todas las bancadas parlamentarias y los bloques internos de las diferentes fuerzas. El resultado de las negociaciones, además de definir el conflicto actual, tendría como efecto una pulseta en la que entran en juego las dos corrientes que ahora existen en el partido oficialista, entre los que defienden la posición del líder histórico del MAS, Evo Morales, y los que buscan la renovación con Luis Arce y David Choquehuanca. El forcejeo no representa un simple globo de ensayo, sino la tendencia en el MAS con miras a las elecciones de 2025. Las tendencias se han ido decantando poco a poco, y aunque todavía hay indecisos, las decisiones que se adopten ahora pueden marcar una ruta. Por el momento, la propuesta que surge del oficialismo, encontró resistencia y observaciones en el ala del MAS que tiene su base en el Chapare. Inclusive, de acuerdo a informes de prensa, Evo Morales se reunió con diputados del bloque radical para analizar diversos temas, entre ellos el debate de la ley del censo en la Cámara Baja. Mediante Twitter recomendó a los asambleístas que no aprueben la norma porque sería desautorizar la palabra del presidente Luis Arce.

Recordemos que el gobierno encomendó al ministro de Planificación para que se reúna con los representantes de los Órganos Legislativo y Electoral, para coordinar la elaboración y aprobación de la ley. Pese a esa evidencia, en otro mensaje Morales manifestó que aprobar la norma sería un golpe moral del legislativo hacia el ejecutivo. Recordó que la asignación de escaños le corresponde al Órgano Electoral, por tanto, advirtió que si aprueban una norma que signifique la pérdida de curules generará cuestionamientos en sus regiones. El Senado aparece como un flanco en la penumbra, ya que su presidente es considerado afín a Morales, pero con tendencia a la renovación. Con una Cámara de Diputados inclinada a la renovación, los contrapesos parecen inclinar la balanza hacia el oficialismo, es decir, hacia la aprobación de la ley y sus consecuencias directas, e indirectas.

Recordemos que el conflicto se inició por la decisión del gobierno de postergar la realización del censo para 2024, pese a que en varias ocasiones se aseguraba que se tenía todo avanzado para que la gran encuesta se realice de acuerdo a lo previsto. Los reclamos no fueron escuchados, y Santa Cruz único un paro escalonado que luego se tornó indefinido demandando que se adelante el censo. El gobierno mantuvo su decisión y se llegó a la actual situación en la que el país se vio semi paralizado por un mes, con graves perjuicios para todos, especialmente para Santa Cruz y el erario nacional. Hoy, el conflicto está en el Órgano Legislativo se ha trasladado al ámbito legislativo, a la espera que se llegue a una solución, en un tenso ambiente por la crisis interna del oficialismo. La promulgación de la ley del censo es un requisito para el cese del paro cruceño. Hay señales de voluntad por lograr una salida, pero también posiciones radicales que enturbian el ambiente.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -