9.8 C
La Paz
sábado, marzo 2, 2024
InicioOpiniónEditorialAlmagro reelegido en la OEA

Almagro reelegido en la OEA

Se reconoce la trascendencia de la OEA en el hemisferio. Todavía faltan decisiones para la consolidación de la democracia, especialmente de la Comisión de Derechos Humanos que ha perdido el horizonte democrático y respalda a regímenes delictivos.

La Organización de Estados Americanos (OEA) reeligió como Secretario General de ese organismo a Luis Almagro por 23 votos, en Asamblea General. Bolivia apoyo la reelección.

Participaron representantes de 34 países. Dos candidaturas se enfrentaron, en busca del respaldo de los países americanos para dirigir al organismo más importante que norma la relación política de la región bajo principios emanados de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Carta Democrática, que aprobaron los miembros de la OEA.

Para ser elegido Secretario General el candidato ganador debía lograr un mínimo de 18 votos de los representantes activos. Almagro obtuvo 23 votos. Los candidatos que pugnaron en las elecciones del viernes 20 de marzo, fueron Luis Almagro y la ecuatoriana María Fernanda Espinosa, expresidente de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Antigua y Barbuda y San Vicente y las Granadinas, nominaron la candidatura de Espinosa. Almagro fue postulado por Colombia.

El uruguayo comenzó mal su repostulación, cuando el año pasado respaldó la reelección de Evo Morales. Posteriormente, denunció el fraude electoral perpetrado por el MA, en Bolivia, durante las elecciones del 20 de octubre de 2019, al respecto cabe recordar el comunicado de la OEA con referencia a una publicación del Washington Post referido a un artículo, incluido en el blog Monkey Cage, señalando que este «contiene múltiples falsedades, inexactitudes y omisiones».

Tal como hizo en el «Análisis de Integridad Electoral. Elecciones Generales en el Estado Plurinacional de Bolivia», la OEA ratificó que «detectó cambios en las actas y falsificación en las firmas de jurados de mesas».

Otro de los puntos señalados por la organización continental apunta la comprobación que los resultados de las elecciones fueron desviados hacia servidores «ocultos» y no controlados por el Tribunal Supremo Electoral (TSE), lo que habría dado como resultado a «la manipulación de datos y la suplantación de actas».

El comunicado le favoreció para su reelección.

El eje que todavía opera en la OEA con los resabios del Grupo de Río impulsado por regímenes izquierdistas, se oponía a la reelección de Almagro. Cabe recordar que el reelegido defenestró al régimen venezolano y reconoció como representante ante la OEA a un delegado del presidente interino Juan Guaidó.

La ecuatoriana María Fernanda Espinosa, aspiraba liderar la organización americana y expuso una posición crítica a la «polarización» de Almagro frente a la crisis venezolana. Espinosa, de 55 años, dijo que su presencia en la OEA «cicatrizaría» la polarización y que impulsaría un diálogo con «hoja de ruta» para poner fin a la crisis en Venezuela. Al tomar la palabra ante el Consejo Permanente, prometió «retirar el polvo y el olor a naftalina de la OEA». Un hecho que la dejó en desventaja fue que su país no auspicio su candidatura, Ecuador, apoyo a Almagro.

El reelegido Secretario General en su presentación ante el Consejo Permanente en Washington defendió su gestión argumentando que el primer desafío que enfrentó en 2015 fue recuperar la relevancia de la OEA y que se le devolvió al organismo la condición de ser el principal foro político del hemisferio.

En la gestión de Insulza (hace 15 años) la OEA se apartó de la línea de defensa de la democracia y de los derechos humanos: en esa gestión se inició un viraje de indiferencia frente a las violaciones a los derechos y libertades. Con Insulza la OEA se alejó de la democracia, dejó de condenar a aquellos países que abiertamente violaron los principios democráticos.

El reelecto Secretario General de la OEA tiene grandes y graves conflictos que resolver con sapiencia democrática.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -