8.7 C
La Paz
viernes, julio 19, 2024
InicioBoliviaPolíticaArce dice que "ambición extranjera" amenaza a Bolivia y pide unidad en...

Arce dice que «ambición extranjera» amenaza a Bolivia y pide unidad en aniversario patrio

El presidente Luis Arce sostuvo este domingo que la nación está «amenazada por la ambición extranjera» que, según el gobernante, busca apropiarse de sus recursos naturales e hizo un llamado a la unidad para que esto no ocurra, en su discurso con motivo de los 198 años de la independencia boliviana.

Arce habló durante cerca de una hora en la sesión de la Asamblea Legislativa celebrada por el aniversario patrio en Sucre, la capital constitucional de Bolivia y sede del órgano Judicial.

El mandatario centró la primera parte de su discurso en un repaso histórico de la lucha por la independencia de Bolivia hasta su refundación como Estado Plurinacional en 2009.

Según Arce, acciones como la recuperación de los recursos naturales o la vigencia de una «política exterior independiente» no son del agrado de algunos.

A su juicio, el proyecto para lograr lo que llamó la «segunda y definitiva independencia» boliviana está en riesgo por las «mismas amenazas» que lograron que el país perdiera territorio en guerras libradas contra sus vecinos a fines del siglo XIX y principios del XX.

«Bolivia hoy se ve nuevamente amenazada por la ambición extranjera sobre nuestras riquezas naturales. Divididos y confrontados entre bolivianos, podríamos volver a ser presa fácil de intereses ajenos a los de la patria», alertó.

Para el gobernante, el poseer «los recursos cuantificados más grandes a nivel planetario de litio» y otras riquezas naturales apetecidas «para mantener la hegemonía de las grandes potencias del occidente» podría causar «que se arremeta contra la posibilidad histórica de los bolivianos de ser una sociedad sin pobres» y con desarrollo tecnológico.

«Ser conscientes de esta posibilidad nos debe llevar a sumar esfuerzos para enfrentar futuras contingencias con un sentido de patria, con priorizar el bien común y no intereses personales», sostuvo.

También defendió la decisión de su Gobierno de acercarse más a bloques como el de los BRICS, integrado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, ante la «irreversible marcha hacia un mundo multipolar».

El mandatario reiteró algunos logros económicos de su Administración, como la recuperación de la economía nacional a niveles previos a la pandemia de la covid-19, la disminución del desempleo y la pobreza extrema, y la inflación controlada.

Además ratificó la política de «industrialización con sustitución de importaciones» en la que, aseguró, su Gobierno está avanzando y también reconoció como «males» que superar la corrupción, el narcotráfico, la violencia contra mujeres y niños y la transformación de la justicia.

En una aparente alusión a las tensiones internas en el Movimiento al Socialismo (MAS) acentuadas en los últimos meses, el presidente habló de la necesidad de «volver al origen» del llamado «proceso de cambio», como llaman los oficialistas a los Gobiernos de ese partido.

Arce propuso una «batalla de ideas, sin prejuicios ni temores» para lograr una «mirada que vaya más allá del bicentenario» de la independencia boliviana que se celebrará en 2025, año en el que también están previstas las próximas elecciones generales.

«La unidad en última instancia vendrá desde las organizaciones de base, desde las organizaciones sociales que para hacer respetar su voluntad constituyeron un instrumento político propio que no debe ser instrumentalizado exclusivamente con fines electorales», remarcó.

La sesión estuvo matizada por los gritos de ministros y parlamentarios oficialistas que por momentos interrumpían el discurso del mandatario para vivarle y aplaudirle, y también algunos opositores aprovecharon para reclamar la liberación del gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, preso por la crisis de 2019.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -