6 C
La Paz
viernes, diciembre 3, 2021
InicioEmpresasBayer financia 37 nuevas iniciativas de gran impacto social, 6 son bolivianas

Bayer financia 37 nuevas iniciativas de gran impacto social, 6 son bolivianas

En su 14° edición, “Semillero de Futuro”, el programa de responsabilidad social de Bayer, financiará 37 nuevos proyectos que buscan mejorar la calidad de vida de las comunidades más vulnerables de Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay.

Bayer, empresa comprometida con el desarrollo de la salud, la nutrición, la ciencia de la vida y agricultura, contribuirá para que 37 organizaciones sin fines de lucro de la región Cono Sur desarrollen proyectos innovadores que generen nuevas oportunidades de crecimiento en las comunidades en las cuales están inmersas.

En la edición de este año de “Semillero de Futuro” se presentaron 89 proyectos en toda la región y el Comité Evaluador seleccionó 37 iniciativas: 20 de Argentina, 6 de Bolivia; 3 de Chile; 4 de Paraguay y 4 de Uruguay. En esta primera etapa, se destinará el equivalente de U$S 481.000 para la financiación de los mismos.

Bayer Bolivia logró que los 6 proyectos presentados el 2021 fueran seleccionados, anunció el Comité Evaluador integrado por un equipo interdisciplinario y diverso, conformado por líderes de la compañía y profesionales externos de países del Cono Sur.  En la gestión 2020, cuando Bolivia fue incluida en el programa, 4 proyectos que están ubicados en diferentes regiones del país y que contribuyen a cubrir las necesidades de la población con mayor vulnerabilidad, se beneficiaron con financiamiento para realizar distintas actividades.

Las organizaciones bolivianas seleccionadas en la 14° edición son Choice Humanitarian Bolivia; el Centro de Capacitación y Servicio para la Integración de la Mujer (CECASEM);  la Sociedad Católica San José; el Banco de Alimentos de Bolivia; Aldeas Infantiles SOS Bolivia y la Fundación IVI Maradei.

De acuerdo a la información proporcionada por Bayer Bolivia, Choice Humanitarian Bolivia destinará el financiamiento obtenido en la construcción de 25 huertas e invernaderos familiares que mejorarán la producción y optimización nutricional en las comunidades de Calacachi y Santa Rosa de Lima; CECASEM consolidará un invernadero para reforzar la práctica apícola en mujeres del Municipio de Quiabaya;  y, la Sociedad Católica de San José implementará huertos integrales familiares para fortalecer la sostenibilidad de la soberanía alimentaria de las personas que viven en las comunidades más pobres de Alpacoma y Koani.  Las tres organizaciones están ubicadas en el departamento de La Paz.

Por su parte, la Fundación IVI Maradei reducirá las pérdidas y el desperdicio de alimentos mediante la utilización de innovadores deshidratadores solares urbanos que beneficiarán a más de 100 familias del Municipio de Cercado, en Tarija; Aldeas Infantiles SOS apoyará en la capacitación de 15 mujeres, a fin de que tengan un óptimo desarrollo para una intervención integral con familias en riesgo de desintegración y abandono infantil; y, el Banco de Alimentos de Bolivia producirá verduras bajo sistemas hidropónicos en Tiquipaya, Provincia de Quillacollo, Cochabamba.

Además, estas 37 organizaciones tendrán la posibilidad de presentar un nuevo proyecto de mayor impacto o ampliar el alcance del ya seleccionado. De todas las propuestas presentadas, en esta segunda instancia, el comité evaluador seleccionará los tres (3) mejores proyectos que recibirán un apoyo económico adicional de 20.000 USD cada uno y pasarán a la etapa final del programa.

“Semillero de Futuro”, nos llena de orgullo y nos motiva para seguir trabajando en la mejora de la calidad de vida de las personas”  sostuvo Virginia Gilligan, directora de Comunicaciones de Bayer para la región Cono Sur; quien además manifestó que “este programa está alineado con el compromiso de Bayer con la innovación, diversidad y la sustentabilidad al contribuir con muchos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, entre los que se incluyen el fin de la pobreza, el hambre cero, la buena salud y bienestar y la igualdad de género”.

Las organizaciones beneficiarias están comenzando con la implementación de sus proyectos, llenas de expectativas y ambiciosos objetivos que hoy se van transformando en realidad. Así lo confirma Josefina Correa, directora ejecutiva de Banco de Alimentos de Tucumán, quien afirmó que ese proyecto ganador en Argentina “les permitirá enseñar y aplicar la ciencia en la cocina diaria de sus beneficiarios – personas en situación de vulnerabilidad social – y, a su vez, incorporar grupos de alimentos saludables y poco convencionales, inaccesibles económicamente y de alto valor nutricional en sus dietas”.

Por su parte, desde CECASEM Bolivia sostuvieron que “esto representa una oportunidad para apoyar el empoderamiento económico y para influir positivamente en la mejora alimenticia de mujeres campesinas y sus familias en un municipio rural de Bolivia. Para las participantes del proyecto, se torna una esperanza encaminada a la sostenibilidad de su actividad económica, la práctica apícola. “

“Para nosotros significa desarrollo porque deseamos seguir expandiéndonos al resto del territorio uruguayo, llegando a cada rincón del país, para que las mujeres jefas de hogar tengan las mismas oportunidades que en la ciudad. Queremos llegar a cada mujer, capacitándola para que acceda a una alimentación saludable, y traslade ese aprendizaje a sus familias, sobre todo a sus hijos, y poner al alcance de todas, las herramientas necesarias para que puedan seguir emprendiendo una vez culminada la capacitación”, comentó Adriana Abraham, directora ejecutiva de Ceprodih en Uruguay.

Patricia Santander, de la organización chilena Upasol, reconoce que la implementación del proyecto “Una mejor nutrición para el valle de Elqui”, les permitirá incorporar a niños y adultos con alguna discapacidad nuevos hábitos de alimentación muy necesaria para su población. “Estamos felices y con la convicción de que este proyecto se convertirá en un programa sustentable.

Por último, Yan Speranza de Fundación Moisés Bertoni de Paraguay afirmó que esta “es una nueva oportunidad de ampliar las acciones comunitarias con otras escuelas vecinas e incorporar nuevas estrategias de aprendizaje en un tema clave como la calidad de la alimentación. Buscamos desarrollar en las comunidades buenos hábitos alimenticios que pueda fomentar y revalorizar la alimentación en base a las comidas tradicionales del país, conservar alimentos de manera saludable, optimizar la producción, evitando así al máximo la pérdida de post cosecha”.

Para más información ingresar en www.semillerodefuturo.com

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -