6 C
La Paz
domingo, septiembre 26, 2021
InicioBoliviaSociedadBolivia inicia agosto con 18 decesos y 393 nuevos casos de coronavirus

Bolivia inicia agosto con 18 decesos y 393 nuevos casos de coronavirus

Las autoridades sanitarias reportaron este domingo 18 muertes a causa de la covid-19 y 393 nuevos contagios de la enfermedad en vísperas de la aplicación de una disposición para privilegiar las clases semipresenciales y presenciales resistida por maestros y padres de familia.

Con los datos reportados por el Ministerio de Salud, el país acumula 17.839 fallecimientos y 473.899 casos positivos de la enfermedad desde marzo de 2020, cuando se detectaron los primeros contagios en territorio boliviano.

La Paz y Santa Cruz fueron las regiones que registraron la mayor cantidad de nuevos contagios, con 128 y 98, respectivamente, mientras que los casos en los otros siete departamentos oscilaron entre cinco y 42.

Los casos activos actualmente son 47.483, mientras que el acumulado nacional de pacientes recuperados es de 408.577, según el reporte oficial.

Hasta el momento, 1.644.738 personas han completado el esquema de vacunación contra la covid-19 en Bolivia y otras 2.881.439 recibieron la primera dosis, según los datos oficiales.

El país aplica desde fines de enero un plan de vacunación que comenzó con el personal sanitario de primera línea y se fue ampliando progresivamente hasta incluir desde la segunda semana de julio a los mayores de 18 años y mujeres embarazadas.

Este programa de inmunización incluye vacunas chinas Sinopharm, rusas Sputnik V y las obtenidas mediante el mecanismo Covax de las Naciones Unidas que son las Oxford-AstraZeneca, Pfizer y Janssen.

Bolivia se encuentra en una desescalada gradual de la tercera ola que comenzó a principios de mayo con días en que los contagios superaron los 3.000 en su punto más crítico.

El anunciado retorno a clases desde este lunes bajo la modalidad semipresencial en zonas periurbanas de las ciudades vecinas de La Paz y El Alto generó preocupación en padres que han manifestado sus reservas sobre enviar a sus hijos a la escuela y maestros que lamentan carencias en infraestructura e insumos de bioseguridad.

Al respecto, el ministro de Educación, Adrián Quelca, aseguró que la estrategia que se aplica desde principios del año para garantizar la educación es «flexible» y ha tenido en cuenta los criterios de los padres.

«No es que todos al unísono tiene que desarrollar clases a distancia, semipresenciales o presenciales», dijo Quelca a los medios y señaló que se seguirán «combinando» estas modalidades en función de los reportes sanitarios.

«Los padres deben estar tranquilos porque si bien nuestra prioridad es el retorno seguro a clases para recuperar la educación, no podemos descuidar las medidas de bioseguridad», manifestó el ministro, quien también defendió que «no hay mejor escenario que la presencialidad para un proceso educativo».

Según la autoridad, cerca del 62 % de las escuelas en el país aplican las modalidades semipresencial y presencial frente a un 37,5 % que pasa clases a distancia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -