7 C
La Paz
viernes, septiembre 23, 2022
InicioOpiniónEditorialCochabamba estrena su tren metropolitano

Cochabamba estrena su tren metropolitano

Cochabamba recuerda hoy, 14 de septiembre, el levantamiento del pueblo contra el yugo español efectuado en 1810, en uno de los episodios históricos relevantes en el inicio de la guerra por la Independencia. Los rebeldes, al mando de Esteban Arze lograron tomar el poder político, e iniciaron negociaciones con Buenos Aires, La Paz y Chuquisaca, para coordinar acciones. Inclusive se envió un contingente para apoyar a las tropas patriotas en Oruro y La Paz. Lamentablemente, las fuerzas realistas, que habían derrotado al naciente ejército libertario, llegaron a Cochabamba y acabaron con el levantamiento. Pero el pueblo cochabambino dio ejemplo de las ansias de libertad y justicia que hoy se refleja en su pujante desarrollo, al ritmo de todo el país.

Los festejos de la efeméride comenzaron el 1º de septiembre con la entrega de obras a cargo del presidente Luis Arce. Ayer se desarrollaron los desfiles cívicos recordando 112 años del movimiento libertario. Uno de los actos más emotivos fue el traslado de la urna con los restos mortales del general Esteban Arze. Cientos de estudiantes, junto a autoridades municipales y departamentales, desfilaron por las calles del casco viejo de la ciudad. También se reunió la Asamblea Legislativa departamental, por una parte, y luego la sesión de honor del Concejo Municipal en el teatro Achá. Anoche se efectuó el desfile de teas, mientras que en el campo ferial se efectuó una serenata. Hoy la actividad central será la marcha cívica.

Ayer también se inauguró parcialmente, el tren metropolitano que es la principal obra realizada en la capital del valle. El presidente Luis Arce entregó oficialmente el nuevo servicio de transporte, y recordó que el financiamiento del proyecto fue aprobado en 2016. Dijo que fue una de las últimas acciones que realizó como Ministro de Economía, antes de renunciar al cargo para someterse a un tratamiento médico. El tren generó una serie de controversias, no solamente sobre el recorrido, sino por las características del tren que mereció muchas observaciones. Antes de la entrega de este medio de transporte citadino, el coordinador de Comunas, Freddy Gonzales, dijo que el gobierno municipal sólo pide una obra de calidad. «Los cochabambinos queremos el tren metropolitano o un tranvía, pero que se ejecute con la mejor calidad», declaró. El coordinador expresó que piden las obras complementarias a las que se comprometió la Unidad Técnica de Ferrocarriles y la empresa JOCA, ahora reemplazada por Urbas de España.

En esa misma línea, vecinos de 10 barrios del Distrito 4 de la ciudad de Cochabamba, colindantes a la línea verde del tren metropolitano, determinaron mantener las carpas que armaron la noche del domingo y la vigilia en la vía férrea para pedir la construcción de obras complementarias. «Estamos de acuerdo con el tren, pero necesitamos que se ejecuten las obras complementarias que se comprometieron a realizar». Explicaron que con la construcción se ha elevado la plataforma haciendo que las viviendas queden expuestas a inundaciones. Los vecinos señalan que la plataforma genera un dique en la zona, lo que provoca inundaciones con el colapso del canal principal y las redes de alcantarillado.

De todas maneras, comenzó a operar el tren transportando pasajeros hacia Colcapirhua y Quillacollo de forma gratuita como promoción. El nuevo medio de transporte también trasladará usuarios desde la estación central de San Antonio hasta la avenida Petrolera. De esta manera, los rieles vuelven a vibrar por el paso de trenes después de 26 años en esa ciudad. Recordemos que en 1996 la Empresa Nacional de Ferrocarriles del Estado (ENFE) fue privatizada, interrumpiendo el servicio.

Pero lo más importante es que Cochabamba se mantiene como el punto de contacto entre los departamentos de todo el país, gracias a su estrategia posición en el corazón del territorio boliviano, además que esta ciudad sintetiza los sentimientos y objetivos nacionales mostrando su pujanza y ansias de progreso, desarrollando proyectos y alentando esperanza, pero también sufriendo frustraciones. Como todos los años, las autoridades nacionales y departamentales anuncian más obras de las que se inauguran. Pero el progreso es real y las industrias, el comercio y los grandes edificios reemplazan al valle de las flores que dio a Cochabamba el título de jardín nacional; los puentes y pasos a nivel reemplazan a las callejuelas y modernizan la urbe, pero las tradiciones se mantienen arraigadas y la «llajta» ofrece la proverbial cordialidad valluna patentizada con su diversidad gastronómica, su benigno clima y sus abarrotados mercados, donde prima la producción nacional.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -