6 C
La Paz
sábado, septiembre 18, 2021
InicioBoliviaEl país celebra un Corpus Christi atípico sin actos masivos por la...

El país celebra un Corpus Christi atípico sin actos masivos por la cuarentena

Bolivia vive este jueves un Corpus Christi atípico, con misas transmitidas por redes sociales, rezos por los enfermos de COVID-19 en el país y sin las tradicionales ceremonias masivas por las restricciones que impone la cuarentena.

La multitudinaria misa que tradicionalmente se celebraba en esta jornada en el estadio Ramón ‘Tahuichi’ Aguilera de Santa Cruz, fue cambiada por una modesta ceremonia a puertas cerradas en la catedral de esa región, la mayor y más golpeada por la enfermedad en Bolivia.

El arzobispo de Santa Cruz, Sergio Gualberti, presidió la ceremonia ante una decena de personas, incluidos el gobernador regional, Rubén Costas, y la alcaldesa interina cruceña, Angélica Sosa.

En la homilía, Gualberti remarcó que es la primera vez en dos décadas que no se realiza la ceremonia en el estadio ‘Tahuichi’, un «sacrificio» que los fieles asumen «con serenidad» para preservar la salud y la vida.

Tras la misa, el clero llevó en procesión el símbolo del Santísimo Sacramento hasta el Cristo Redentor, un emblema de la ciudad, y Gualberti hizo una oración desde un altar construido allí para la visita del papa Francisco a Bolivia en 2015.

La procesión continuó luego por algunos hospitales cruceños, mientras los devotos católicos salían a las puertas de sus casas o a sus ventanas con banderas blancas o efigies de Cristo para recibir las bendiciones.

En la mañana también hubo una misa en la Catedral Metropolitana de La Paz a la que asistieron la presidenta interina del país, Jeanine Áñez, y sus ministros de la Presidencia, Yerko Núñez, de Gobierno, Arturo Murillo, y de Planificación, Carlos Díaz, además de algunos jefes militares.

Al igual que en Santa Cruz, la ceremonia estuvo seguida por una pequeña procesión de autoridades, religiosos y militares alrededor de la plaza Murillo, donde están la catedral y los palacios de Gobierno y Legislativo.

La relación entre la Iglesia católica y el Estado se ha tornado más cercana desde que Áñez asumió de forma interina la Presidencia del país en noviembre pasado, reincorporando la simbología religiosa como el crucifijo y la Biblia en actos institucionales, aunque Bolivia es un Estado laico.

La cuarentena se flexibilizó en parte de Bolivia desde el 1 de junio, en un intento de reactivar la economía, pero sigue estricta en las regiones más golpeadas por el coronavirus, que ha provocado 512 fallecidos y 15.281 contagiados en el país, de unos once millones de habitantes, según datos oficiales.

Inicialmente el Gobierno interino había autorizado la celebración de actos religiosos con medidas de bioseguridad y un tercio del aforo en esta nueva fase de la cuarentena, pero luego retrocedió tras recibir varias críticas.

Los actos masivos siguen prohibidos y se mantienen cerradas las fronteras y el espacio aéreo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -