8.7 C
La Paz
jueves, noviembre 30, 2023
InicioOpiniónEditorialEntre los países más pobres

Entre los países más pobres

La Cepal presentó su informe Panorama Social 2018 en el que la tasa general de pobreza -medida por ingresos-, se mantuvo estable en 2017 en América Latina, después de los aumentos registrados en 2015 y 2016, sin embargo, aumentó la proporción de personas en situación de pobreza extrema. Según el informe, en 2017, el número de personas viviendo en la pobreza llegó a 184 millones (30,2 % de la población), de los cuales 62 millones se encontraban en la extrema pobreza (10,2 % de la población, el porcentaje más alto desde 2008).

Es conveniente aclarar que los datos que manejan los organismos internacionales para realizar sus estudios sobre la economía y los avances sociales proceden de información del Gobierno. En el caso de la Comisión Económica para América latina y el Caribe (Cepal), en su último informe dado a conocer esta semana incluye nuevas revisiones de la metodología utilizada por el organismo para estimar la pobreza monetaria en la región, así como nuevas mediciones sobre desigualdad funcional, gasto social e inclusión laboral y social.

Según el estudio, los países que más redujeron la pobreza entre 2015 y 2017, fueron Chile, desde el 13,7 al 10,7 %; Argentina, del 21,5 al 18,7 %, El Salvador, desde el 42,6 al 37,8 %, y Paraguay, desde el 23,4 al 21,6 %, mientras aumentó en Brasil, del 18,8 al 19,9 %. Bolivia, según el informe, es el país que menos redujo la pobreza en la región, con 0,1% entre 2016 y 2017. En 2015 este indicador se situaba en 35%, al año siguiente en 35,3% y en 2017 alcanzó una tasa de 35,2%. La organización también señala que Bolivia se encuentra entre los países más pobres de la región, junto a El Salvador y México, donde este índice afecta a más del 35% de su población.

Según el análisis de la Cepal, las mayores reducciones de la pobreza van en paralelo con un aumento de los ingresos laborales de los hogares de menores recursos en Chile, El Salvador y República Dominicana, mientras en Costa Rica, Panamá y Uruguay el principal factor fueron las pensiones y transferencias recibidas por los hogares de menores recursos.

En un anterior informe de la Cepal, se señalaba que en 2017 se registraron 186 millones de personas en situación de pobreza en la región, lo que representa 30.7 %. La desigualdad de ingresos, si bien sigue siendo una de las más altas del mundo, continuó mostrando una tendencia a la baja, especialmente en los países que redujeron la pobreza y lograron reformas en los sistemas de salud, pensiones y educación.

La pobreza se cierne con mayor rigor en los niños. En países como Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y Perú, más de la mitad de los pequeños que viven en el campo no come lo suficiente. Según el Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional 2018, publicado por las agencias de Naciones Unidas FAO, OPS, UNICEF y WFP, casi la mitad de los niños guatemaltecos (46,5%) están desnutridos. Y entre los niños indígenas de las zonas rurales el problema es mucho más grave: afecta al 61%.

Los informes ofrecen datos paradójicos en algunos países. BBC-Mundo, en un reportaje sobre el tema señala que hay hambre en Argentina, pese a que produce alimentos para abastecer a casi 440 millones de personas, y su población, apenas pasa los 44 millones. La Cepal reporta poco más de 2 millones de argentinos con déficit alimentario. No todo es negativo. Perú, Honduras y Bolivia muestran evolución, especialmente Perú, en disminuir los índices de desnutrición infantil. Bolivia, que también tiene un nivel relativamente bajo de desarrollo económico, disminuyó a la mitad la desnutrición crónica infantil en poco más de una década.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -