8.1 C
La Paz
viernes, mayo 17, 2024
InicioOpiniónEditorialExhortan a adoptar previsiones por fenómeno de El Niño

Exhortan a adoptar previsiones por fenómeno de El Niño

Hay preocupación sobre la sequía que afecta al país, pero lastimosamente no se ven medidas de prevención. Solamente se busca ayudar en la medida de las posibilidades a las familias afectadas. De acuerdo a informes del gobierno, 105 municipios del país activaron ya su declaratoria de desastre. Hay siete departamentos afectados, de los cuales dos están en emergencia, Chuquisaca y Cochabamba, y uno, Oruro, ya en situación de desastre. El viceministro de Defensa Civil, Juan Carlos Calvimontes, en declaraciones a la televisión estatal dijo que se harán todos los esfuerzos para apoyar a las regiones. Al margen de la ayuda que se ha enviado, se alista ahora el «bombardeo de nubes» en Cochabamba dijo el funcionario e informó que se realizó una reunión para coordinar este procedimiento, que ya se ha aplicado con anterioridad en el país, y que consiste en provocar lluvia artificialmente, para lo cual, Defensa Civil prevé el apoyo con un avión Hércules.

Varios medios de comunicación apelan a expertos para analizar la actual emergencia que está relacionada con el calentamiento global y el cambio climático. Algunos expertos relacionaron también al fenómeno de El Niño que puede agravar la crisis que golpea el país por segundo año consecutivo y se teme que se prolongue hasta el año 2024. El docente e investigador del Instituto de Ingeniería Sanitaria y Ambiental de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), Óscar Paz Rada, señaló que, de acuerdo con análisis prospectivos realizados por centros científicos importantes como la NOAA y el CIIFEN, este fenómeno tendría alta incidencia entre 2023, 2024 y posiblemente dure hasta más allá de 2024. La ONU también alertó sobre esta situación y exhortó a que se adopten medidas preventivas, y no esperar a que se produzca una tragedia. Paz Rada sugiere plantear un nuevo paradigma del desarrollo que es la resiliencia climática, lo que implica medidas estructurales que permitan enfrentar esos fenómenos climáticos. «De lo que se trata es de establecer medidas preventivas y no esperar el desastre para reaccionar», dice el investigador.

El presidente Luis Arce, anteriormente anunció que en la próxima reunión del Consejo de Autonomías se abordaría la crisis climática. Volvió a tocar el tema en las redes sociales el domingo por el «Día del Árbol», señalando que este hecho «debe permitirnos tomar conciencia y también acciones concretas; porque si todas y todos sumamos esfuerzos podemos cuidar la salud de nuestra Madre Tierra, ante una crisis climática que amenaza cada vez más a la humanidad», escribió el mandatario.

Naciones Unidas alertó sobre los riesgos que ya están sobre la humanidad con el cambio climático y el fenómeno de El Nino que ya está presente en el sur del continente sudamericano. Sus efectos ya se sintieron en Argentina desde el mes pasado. Según una nueva actualización de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) está aumentando la probabilidad de que El Niño tenga lugar este verano. Este fenómeno provocaría un aumento de las temperaturas a nivel global y sus efectos son contrarios a los de La Niña en los patrones meteorológicos y climáticos de muchas regiones del mundo, que suelen atemperar el clima. La Organización ha explicado que, por el momento, no hay indicaciones sobre la fuerza o la duración del fenómeno. «Acabamos de tener los ocho años más cálidos de los que se tiene constancia, a pesar de que en los últimos tres años hemos tenido un enfriamiento de La Niña que ha actuado como freno temporal al aumento de la temperatura global», ha declarado el secretario general de la OMM.

«Lo más probable es que el desarrollo de El Niño provoque un nuevo repunte del calentamiento global y aumente las posibilidades de batir récords de temperatura», añadió Petteri Taalas. Según los informes de la Organización sobre el estado del clima mundial, 2016 fue el año más cálido jamás registrado debido al «doble golpe» de un período de El Niño de mucha intensidad y del calentamiento inducido por el hombre a causa de los gases de efecto invernadero. El efecto sobre las temperaturas globales suele manifestarse al año siguiente de su desarrollo, por lo que probablemente será más evidente en 2024.

«El mundo debería prepararse para el desarrollo de El Niño, que suele asociarse a un aumento del calor, la sequía o las precipitaciones en distintas partes del mundo. Podría traer un respiro a la sequía en el Cuerno de África y otros impactos relacionados con La Niña, pero también podría desencadenar fenómenos meteorológicos y climáticos más extremos. Esto subraya la necesidad de la iniciativa de la ONU Alerta Temprana para Todos para mantener a salvo a la gente», declaró Taalas. El año pasado, el Secretario General de la ONU lanzó la iniciativa que busca proteger a la totalidad de los habitantes de la Tierra mediante la instalación de sistemas que emiten advertencias anticipadas de los fenómenos meteorológicos extremos y peligrosos. No hay dos fenómenos de El Niño iguales y sus efectos dependen en parte de la época del año. Por ello, la Organización Meteorológica Mundial y los Servicios Meteorológicos e Hidrológicos Nacionales seguirán de cerca la evolución de la situación.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -