11 C
La Paz
viernes, mayo 24, 2024
InicioOpiniónEditorial¿Cambio en la política nacional de hidrocarburos?

¿Cambio en la política nacional de hidrocarburos?

Una serie de informaciones del gobierno sobre los resultados de la política de hidrocarburos que rige desde 2006, alientan la posibilidad de un cambio. Recordemos que ese año, se anunciaba una nacionalización que, en realidad, fue la compra de acciones a las transnacionales petroleras que operaban en el país. Pero el anuncio actual parece dirigirse hacia una evolución, tomando en cuenta que con las normas vigentes no se ha logrado interesar a empresas extranjeras de prestigio a que inviertan en la búsqueda y explotación de gas y petróleo en Bolivia. Los anuncios de estatizaciones y hostilidad a los capitales extranjeros terminaron por alejar las inversiones, y solamente se negoció con empresas rusas y otras que finalmente nada hicieron. Pero la realidad parece que movió al gobierno a cambiar de actitud y anunciar una nueva disposición hacia los grandes capitales.

En esa línea, el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, afirmó que la Ley 3058 que enmarca la política de Hidrocarburos, que rige desde el 17 de mayo de 2005, representa una dificultad para exploración y para interesar a las empresas petroleras extranjeras. De acuerdo a publicaciones de diferentes medios de comunicación, el ministro Molina reconoció que, pese al esfuerzo que encara Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) en estos últimos años, no se pudo realizar mayor exploración porque, en su criterio, no existen los incentivos necesarios para que las empresas petroleras puedan efectuar mayor exploración. Calificó a la Ley 3058 como una «camisa de fuerza». Según Molina, desde 2012 la exploración de hidrocarburos no tuvo resultados positivos. A eso se suma que, desde 2015, no se realizaron nuevas exploraciones para incrementar las reservas de gas y líquidos.

Recordemos que las inversiones en búsqueda de gas natural y petróleo requieren grandes inversiones y sus resultados se logran en muchos años de estudios y trabajo perforando muchos pozos, no siempre con resultados positivos. Las exploraciones y descubrimientos realizados a fines del siglo pasado, permitieron convertir al país en exportador de hidrocarburos. Gracias a ello, en 2014, la producción de gas natural llegó cerca de los 60 millones de metros cúbicos por día (MMm3d) y en 2023 cerró en aproximadamente 36 MMm3d.

En diciembre de 2015, el gobierno de Evo Morales promulgó la Ley 767, de Promoción para la Inversión en Exploración y Explotación Hidrocarburífera, con la finalidad de incrementar las reservas y producción de hidrocarburos mediante incentivos económicos. Pero los antecedentes de hostilidad hacia el capitalismo y las poses tirantes hacia los inversionistas mostraban un ambiente nada propicio para la iniciativa privada.

El actual gobierno reconoció esta realidad y presentó el Plan de Reactivación del Upstream (PRU) para impulsar la exploración no solo de campos y áreas tradicionales sino de no tradicionales, y pozos abandonados. Según el ministro, ese año el plan contemplaba 25 proyectos exploratorios y en 2022, se amplió a 42 para encontrar nuevos reservorios. Como resultado de ese trabajo, destacó que los proyectos de Churumas X2 en Tariquía, el pozo Bermejo X46, ambos en Tarija; también el Yarará X1, Yarará X2 y Yayará X3 en Santa Cruz comienzan a producir hidrocarburos. Además, se suma las pruebas realizadas en el área Mayaya Centro X1 en el norte del departamento de La Paz que dieron resultados positivos. «Es un proyecto que hoy está en etapa de pruebas», dijo Molina.

A su vez, el presidente de YPFB, Armin Dorgathen Tapia, informó que en los próximos meses se hará un anuncio sobre un «descubrimiento muy grande». «Es algo muy, muy grande que hemos descubierto y es fruto de un trabajo que venimos haciendo desde el año 2021, y del cual nos sentimos orgullosos», dijo Dorgathen en una entrevista con Erbol. De acuerdo con los datos proporcionados, se trataría de un descubrimiento más grande que el campo Margarita y que es un proyecto desarrollado al 100% por la estatal YPFB y no como anteriormente trabajos realizados por transnacionales. Extrañamente, no hubo mucha repercusión sobre semejante anuncio. Probablemente porque ya en el pasado se dijo que Bolivia estaba sobre un mar de gas y petróleo, pero al final se llegó a la actual situación, mientras el problema esencial continua, por lo que el ministro Molina, anunció la presentación de un anteproyecto de ley dirigido a promover la exploración y explotación de hidrocarburos, fortalecer a Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) y establecer los mecanismos necesarios para fomentar la inversión de las compañías privadas. Insistió en que una de las barreras es la ley de hidrocarburos, es una ley obsoleta que no sirve a los intereses del país y nos genera un viacrucis en la aprobación de los distintos proyectos», dijo a los periodistas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -