6 C
La Paz
domingo, septiembre 26, 2021
InicioOpiniónEditorialIncierto futuro petrolero

Incierto futuro petrolero

El gobierno nuevamente anuncia un plan para atraer inversiones para la exploración hacia el sector de hidrocarburos, ofreciendo por lo menos siete sectores potencialmente atractivos. La decisión responde a una probable recuperación del precio del petróleo. Por lo menos eso se desprende de un anuncio del presidente Luis Arce, quien considera que el mercado internacional impulsa a los hidrocarburos a reflejar cifras positivas, ya que el precio del barril del crudo mantiene un precio por encima de los 70 dólares, cuya situación repercute en ingresos por la venta del gas para el país. Arce dijo que, de enero a abril del presente año, la actividad del petróleo y gas natural creció en 11,1%. El mandatario informó que se tiene un plan para reactivar «de manera integral» el sector de los hidrocarburos del país.

Asimismo, Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) anunció un Plan de Reactivación 2021: Nuevas Perspectivas y Oportunidades, que se presentará próximamente con polos exploratorios en 7 regiones del país, según un informe de prensa de la petrolera estatal. Recordemos que anteriormente en tres oportunidades durante el gobierno del MAS se intentó atraer inversiones sin resultado positivo, debido a varios factores, entre ellos la inseguridad jurídica, la política impositiva y la actitud hostil del MAS frente a los capitales tanto nacionales como internacionales. A ello se suman las proyecciones sobre el futuro del petróleo que ofrecen variadas interpretaciones en algunos casos optimistas que ven que el gas y el petróleo tienen todavía un amplio mercado por mucho tiempo. Pero también hay otros informes que ven un obscuro futuro al influjo de las tendencias destinadas a substituir la energía dañina para el medioambiente.

Por ejemplo, algunos especialistas consideran que la demanda de petróleo caería en 62 por ciento frente a sus niveles actuales, si se cumplen las metas de París, ubicándose en 33 millones de barriles diarios en el año 2050, pero la de gas natural sería más resiliente, cayendo solamente en 21 por ciento en el mismo lapso, según Edmundo Crooks, vicepresidente de la consultora británica Wood Mackenzie, durante su conferencia magistral en el marco de la Convención Nacional Petrolera 2021 de la Asociación Mexicana de Hidrocarburos (Amexhi). Según esa consultora, las compañías que deseen continuar en el negocio del petróleo y el gas tendrán que ser muy competitivas en términos de costos y de emisiones de carbono, en un mundo con demanda restringida. Los nuevos recursos de hidrocarburos podrán ser desarrollados sólo si pueden competir en este tipo de mercado. No obstante, seguirá habiendo exploración petrolera, pero sólo para desarrollar las oportunidades con costos más bajos. Bolivia, ¿podrá ofrecer esas condiciones a las petroleras, tomando en cuenta la actual Construcción Política del Estado?

Los costos más bajos de la energía solar, de la eólica y del almacenamiento en baterías están sacudiendo la economía energética en todo el mundo, restringiendo la inversión en hidrocarburos. Los inversionistas desean apoyar las energías de bajo carbono del futuro y muchos de ellos restringen sus inversiones en hidrocarburos. Sin embargo, habrá un futuro para las compañías de petróleo que demuestren un compromiso a reducir emisiones de carbono. Incluso en un mundo donde la temperatura aumente dos grados centígrados, habrá necesidad de petróleo y gas en las décadas futuras, manifestó Crooks.

Mientras tanto por el momento hay estabilidad en los precios, pero existe temor por el futuro inmediato, ante las expectativas de que más crudo llegue al mercado después de un compromiso entre los principales productores de la OPEP y una lectura semanal sorprendentemente pobre sobre la demanda de combustible de Estados Unidos. Los futuros del crudo Brent bajaron 1.29 dólares, o un 1.73%, a 73.47 dólares por barril, mientras que los futuros del petróleo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos perdieron 1.48 dólares, o un 2.02%, a 71.65 dólares, después de que Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (EAU) alcanzaron un compromiso que debería allanar el camino para un acuerdo para suministrar más crudo a un mercado de petróleo ajustado y con precios al alza.

En otra interpretación más optimista, el Bank of America (BofA) Global Research dio a conocer un nuevo informe sobre el comportamiento del precio del petróleo de cara al próximo año. Estima que el precio del Brent podría tocar, transitoriamente, los US$100 por barril durante 2022, según una publicación de El Economista de Buenos Aires. La proyección se basa en que en la reactivación escalonada que se espera en términos de vuelos comerciales y la puesta en marcha de varias actividades que usan petróleo y gas como insumo de funcionamiento. Por el momento los productores que ven el futuro están tomando previsiones mientras otros solamente responden al mercado del instante, que mantiene una cotización interesante. El precio del petróleo Brent ayer cerró con 74,71 dólares el barril, en el mercado de Londres. En cambio, el barril del petróleo WTI operó a 72,00 dólares, en la bolsa de Nueva York.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -