5 C
La Paz
viernes, abril 19, 2024
InicioOpiniónEditorialLos temporales, y el Día Mundial del Clima

Los temporales, y el Día Mundial del Clima

En las últimas décadas se han registrado variaciones climáticas drásticas en el planeta, y nuestro país está sufriendo los efectos con lluvias excesivas, inundaciones, desborde de ríos y daños en más de 9.000 hectáreas de cultivos agrícolas en siete de los nueve departamentos de Bolivia. El daño equivale al 11% de las zonas de cultivo. Las regiones más afectadas por las inundaciones y granizadas son La Paz, Cochabamba, Oruro, Potosí, Chuquisaca, Santa Cruz y Pando. Se lamentó que estos temporales dejaron por lo menos 51 fallecidos y 43 mil familias damnificadas. Pero, además, se han registrado sequías en algunas regiones, que también han afectado a la agricultura. Las principales ciudades han sufrido riadas y derrumbes y la ciudadanía sufrió personalmente estos cambios, porque meses atrás, la sequía obligaba al racionamiento de agua. Sin duda las causas de esta situación son muchas, pero hay dos que son determinantes: la imprevisión de las autoridades, ya que pese a las advertencias y a los recurrentes episodios de inundaciones, no se adoptan medidas preventivas ni se prepara a la gente para las eventualidades.

La otra causa es determinante porque tiene que ver con el cambio climático. En los últimos años se han registrado variaciones climáticas importantes, producto del vertiginoso desarrollo industrial, así como el crecimiento poblacional generando diversas consecuencias, tales como el efecto invernadero, calentamiento global, contaminación ambiental, sobreexplotación de recursos naturales y afectación de la capa de ozono, incidiendo negativamente en los ciclos naturales de la Tierra. Este 26 de marzo se conmemora el Día Mundial del Clima, declarado en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático efectuada en el año 1992, para generar conciencia y sensibilizar a las personas a nivel mundial sobre la importancia e influencia del clima, así como el impacto del cambio climático sobre el hombre. Se define como el conjunto de condiciones meteorológicas y atmosféricas de una zona geográfica, durante un periodo de tiempo prolongado: viento, precipitaciones, humedad, presión atmosférica y temperatura.

Existen muchos factores que influyen en el clima, tales como la acumulación de gases que atrapan calor en la atmósfera, cambios en la intensidad del sol, erupciones volcánicas, entre otros. El clima constituye un elemento de vital importancia en aquellas actividades desarrolladas por el hombre que requieran de condiciones ambientales específicas, tales como la agricultura, la caza y pesca legal. En el caso de Bolivia, las agresiones ambientales son muchas y carecen absolutamente de control. La minería envenena los ríos y nadie hace algo para frenar esta práctica, especialmente los cooperativistas mineros se desentienden de las previsiones ambientales. Las empresas mineras tienen un control precario. Los productores de oro, en los últimos años se han convertido en los principales depredadores al incursionar en zonas protegidas para explotar oro, utilizando, además, mercurio en su trabajo, contaminado las aguas de los ríos de la región amazónica, y de otros lugares, pese a las prohibiciones para el uso de ese producto dañino, a pesar de que Bolivia adhirió al acuerdo para la prohibición de la producción, comercialización y uso del mercurio. A ello se suma la negativa práctica de quemas y «chaqueos», (habilitación de tierras para cultivos), y los incendios forestales accidentales y provocados para ampliar las áreas de cultivos, que han depredado varios millones de áreas boscosas.

Al recordarse hoy el Día Mundial del Clima, el portal de Internet diainternacionalde.com, recuerda que a partir del año 1977, cada año transcurrido ha sido más caluroso que el promedio de temperatura de todo el siglo XX, motivado por las emisiones generadas por el petróleo y el carbón. La capacidad de energía eléctrica de los huracanes es la mitad de la que existe en todo el mundo. La principal causa del calentamiento global obedece a la elevada concentración de dióxido de carbono en la atmósfera.

Asimismo, hace conocer datos interesantes como que las gotas de lluvia caen a una velocidad entre 8 y 32 kilómetros por hora, dependiendo de su diámetro y grosor. El lugar más húmedo del mundo se ubica en Mawsynram (La India), con un récord de 11.000 milímetros de lluvia al año. El lugar más seco del planeta está ubicado en el Desierto de Atacama, al norte de Chile, debido a que llueve un promedio de un milímetro de precipitación en el lapso de un año. Los aerosoles pueden contribuir a atrapar calor o irradiar la energía solar de vuelta al espacio, dependiendo de su composición y color. La descarga eléctrica de los relámpagos se genera en la Tierra, apuntando hacia el cielo, descartando la creencia popular que los relámpagos comienzan desde una nube.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -