6 C
La Paz
domingo, enero 23, 2022
InicioOpiniónEditorialNueva norma de seguridad vial

Nueva norma de seguridad vial

Datos realmente aterradores sobre el tráfico vial se expusieron en un seminario, en momentos en los que se busca aprobar una Ley de Seguridad Vial, en reemplazo al obsoleto Código de Tránsito. El objetivo es actualizar e incorporar a las normas nuevos elementos que permitan garantizar la seguridad en las calles y carreteras además de la utilización responsable de los vehículos de transporte. Más vale tarde que nunca señala un aforismo popular, ya que las muertes, personas heridas, y daños por accidentes son cada vez mayores.

Esperemos que la nueva norma se acomode a la realidad actual y a las perspectivas casi inmediatas que la tecnología y los avances en medios de transporte se perfilan de manera inminente, con la incorporación de vehículos eléctricos, transporte masivo autónomo y otros aportes. Ya son una realidad los trenes eléctricos urbanos, (Metro) uno se construye en Cochabamba, Bus de Tránsito Rápido (BTR) ya se establece en Santa Cruz, teleféricos y otros. Las ofertas y proyectos en todo el mundo se centran ahora en proyectar facilidades para que operen coches autónomos, bicicletas eléctricas, buses inteligentes y otros. Hay avances exponenciales en robótica, inteligencia artificial y capacidad computacional. Algunos expertos de la industria prevén flotas de autos Autónomos, Compartidos y Eléctricos (ACE) que van a reemplazar al automóvil privado. Eso significa vehículos sin conductor, que transportan puerta-a-puerta y que cargan batería mientras están estacionados. Los fabricantes estiman que entre 2020 y 2030 habrá autos que se harán cargo de todo el viaje («Nivel 5» de autonomía).

Mientras tanto, el país tiene que soportar la prepotencia de los choferes del servicio público, minibuses incómodos y de alto riesgo, a lo que no han podido hacer que respeten las normas de conducción, ni que los trufis eviten el quinto pasajero. El resultado es previsible y unas mil cuatrocientas personas mueren cada año en accidentes de tráfico en Bolivia. El año pasado se registraron más de veinte mil accidentes. Estos datos fueron expuestos en el taller sobre seguridad vial, organizado por la Dirección Nacional de Tránsito y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Los expositores destacaron que la preocupación por la seguridad vial es mundial pues cada año mil trescientos millones de personas fallecen por siniestros de tránsito, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En América se producen 15,6 muertes en accidentes viales por cada 100.000 habitantes al año, y en Bolivia la tasa de mortalidad en accidentes de tránsito en 2013 era de 23,2 por cada 100.000 habitantes. En 2018 el número bajó a 20.972. Del total de accidentes registrados en 2018, más de 20 mil fueron por causas humanas, 113 por el estado de la carretera y 45 por fallas mecánicas. Parece ser evidente que las principales causas de los accidentes tienen que ver con la imprudencia del conductor, exceso de velocidad, incumplimiento en acatar las disposiciones de tránsito, conducir en estado de embriaguez. Pero no se puede ignorar que en las ciudades gran parte de las calles están en mal estado, descuidadas o con trabajos de construcción tanto de instituciones estatales como privadas, además de invasión de las vías por comerciantes. La mayoría de las carreteras, inclusive las recién construidas, tienen deficiencias. En lo que va del año pasan de 300 las personas fallecidas en hechos de tráfico.

Confiemos en que las nuevas normas tomen en cuenta todos los factores de riesgo y adopten previsiones de seguridad. Pero lo más importante, no es contar con leyes y disposiciones modernas, sino capacidad para hacer cumplir la legislación, y fundamentalmente, que las autoridades den ejemplo de respeto a la legalidad, y solvencia moral que se refleje en la franca exposición de valores éticos.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -