6 C
La Paz
domingo, noviembre 28, 2021
InicioOpiniónEditorialNuevamente a las urnas

Nuevamente a las urnas

El Órgano Electoral hace preparativos para dos eventos democráticos inmediatos. El próximo domingo 21 de marzo continuará el proceso eleccionario con las mesas observadas que sufrieron pérdida de información, actas destruidas y otras circunstancias que llevaron a su anulación. Asimismo, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) anunció la segunda vuelta electoral para gobernadores en los departamentos de La Paz, Chuquisaca, Pando y Tarija, para el próximo 11 de abril.

De esta manera, la gimnasia de las urnas se mantiene en momentos en los que la tensión política adquiere mayor efervescencia. Sin duda un clima de enfrentamiento, detenciones, enjuiciamientos políticos, y manifestaciones no es el mejor ambiente para un proceso electoral, más aún cuando organizaciones sociales que apoyan al oficialismo hacen amenazas contra quienes reclaman por el respeto a los mecanismos democráticos y al debido proceso, y a su vez desde la oposición se anuncian aprestos destinados a la resistencia civil y a paralizar al país. Esperemos que se logren soluciones a la tensión y se alcance una tregua que permita concluir las elecciones en curso, y se cumplan las previsiones del Órgano Electoral.

Sobre la anulación de mesas electorales, el TSE determinó repetir la votación en 125 mesas de sufragio en 5 departamentos. Se informó que han sido diversas las causas para esta repetición, entre ellas por la anulación de actas debido a tachaduras, borrones y «errores aritméticos insalvables», así como por actos violentos durante los que se quemó la documentación de los recintos electorales. También hubo imposibilidad de apertura de mesas debido acondiciones climáticas.

El caso más delicado es de Sucre, donde se repetirá la votación en tres mesas que registran 660 votos, y los resultados pueden definir la elección de alcalde, ya que la diferencia entre los dos candidatos más votados es solamente de 344 votos. En el caso de Santa Cruz, se repetirá la votación en 86 mesas de los municipios de Colpa Bélgica, San José, Pailón, San Ramón, donde se registró la quema de material electoral en los comicios del 7 de marzo. Habrá también otra votación en 14 mesas de los municipios de Santa Cruz de la Sierra, Warnes, El Torno, Guarayos, Concepción y Santa Rosa del Sara, cuyas actas fueron anuladas por alteración de datos, borrones o tachaduras en el acta, y por la consignación de un número de votos superior a la cantidad de personas inscritas en la mesa.

En Pando se repetirá la votación en 13 mesas de sufragio en los municipios de Cobija, Bolpebra, Sena, Santa Rosa, Nueva Esperanza y Bella Flor, donde se interrumpió la votación por inundaciones y conflictos sociales que derivaron en la quema de materiales electorales. En Potosí se repetirá en 3 mesas de los municipios de Mojinete, Llica y Betanzos por errores en el llenado de actas electorales. En el caso del Beni, se produjo la anulación de ocho actas electorales de seis mesas de sufragio, debido a errores insalvables en el cómputo de votos.

Para la Segunda vuelta dirigida a elegir a gobernadores, el presidente del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Salvador Romero, informó se efectuará el 11 de abril en los departamentos de La Paz, Chuquisaca, Pando y Tarija. Explicó que ya se autorizó a partir del próximo lunes, las campañas proselitistas, y que también las empresas autorizadas podrán efectuar encuestas. En la segunda vuelta, el candidato que obtenga un voto más será elegido ganador de acuerdo a la convocatoria.

Para la repetición de la votación en las mesas con problemas no habrá ya observadores internaciones, pero llegarán para la segunda vuelta. Se espera que visiten el país misiones de la OEA y de la Unión de Organismos Electorales de América, que participaron en las elecciones del 7 de marzo. Lo lamentable es que las condiciones para proseguir los comicios están sumidas en actitudes de hostilidad y desencuentro. Tanto Organismos internacionales como la Iglesia Católica, convocaron, por separado, a la reconciliación y a dejar atrás el revanchismo. La Iglesia Católica demandó que «seamos capaces de reconciliarnos en las familias y en el país, de dejar atrás actitudes de revancha y mirar adelante, al futuro, con deseos de paz, y buscando el bien común».

El hecho concreto es que las familias bolivianas desean vivir en tranquilidad, esa es una realidad que pasa por encima de las posiciones beligerantes y llenas de rencor de los políticos. La ciudadanía con seguridad espera que todos los esfuerzos del país se canalicen para solucionar los problemas de salud y la crisis económica, como objetivos prioritarios, y que se respete la voluntad ciudadana depositada en las urnas. Lamentablemente, pese a los anuncios del gobierno de que buscaría la reconciliación, los hechos demuestran una vocación de confrontación que puede derivar en mucho dolor para el país.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -