11.4 C
La Paz
domingo, diciembre 10, 2023
InicioOpiniónEditorialPresión social y política

Presión social y política

Comenzaron las medidas de presión contra los miembros del Órgano Electoral, en demanda cumplimiento del ordenamiento legal, desarrollo de un proceso electoral transparente, y respeto a los resultados del referendo que rechazó la autorización para que los actuales candidatos oficialistas puedan volver a postularse. El departamento de Santa Cruz quedó paralizado ayer con una movilización que bloqueó todas las vías cruceñas que lo vinculan con el interior del país y con el exterior. La capital cruceña acató el paro.

El presidente del Comité Cívico, Luis Fernando Camacho, en su evaluación del paro cívico dijo que el movimiento contó con el apoyo de las provincias cruceñas. «Necesitamos recuperar la democracia, necesitamos recuperar el árbitro imparcial», señaló Camacho acompañado por representantes de instituciones, plataformas y partidos políticos. El cívico destacó que la medida de presión fue cumplida sin ningún tipo de restricción en la ciudad de Santa Cruz. También se refirió a la situación de las provincias cruceñas, donde según él se cumplió disciplinadamente el paro.

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, manifestó que instruyó a la Policía no intervenir los piquetes de bloqueos instalados en ese departamento. Agregó que se comunicaron con los líderes cívicos de Santa Cruz, a quienes encargaron dirigir las movilizaciones dentro del marco de la racionalidad, sin incurrir en la violencia y en la provocación contra ciudadanos y la propiedad pública.

Empero según la evaluación del Gobierno, a cargo el viceministro de Autonomías, el cruceño Walberto Rivas, «ni siquiera se trató de un paro, sino fue un bloqueo que se ha realizado principalmente en el centro de la ciudad de Santa Cruz».

El paro en Santa Cruz se replicará en otros departamentos para fortalecer sus posiciones. El Comité Nacional de Defensa de la Democracia (Conade), comités cívicos, plataformas ciudadanas y organizaciones políticas de oposición decidieron convocar a un paro cívico nacional. Los integrantes de esta alianza cívico-política coincidieron en que el resultado de la movilización en Santa Cruz generará un incentivo para impulsar la medida de carácter nacional. En una reunión realizada el lunes, Conade resolvió ir al paro.

Participaron de la reunión de Conade cívicos de varias ciudades y departamentos, así como activistas de las plataformas ciudadanas y algunos representantes de fuerzas políticas. El presidente del Comité Cívico de Cochabamba, Juan Flores, aseguró que los sectores sociales de esa región plantearon que se realice un paro a escala nacional, para evitar que se enfríen las acciones de defensa del 21F y «la democracia». Advirtió que es la mejor forma de protesta para que los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE) renuncien a sus cargos porque no garantizan un proceso electoral transparente. Dirigentes cívicos de Oruro, Potosí y del sur del país pondrán en consideración de las instituciones que componen las plataformas para hacer que el paro alcance extensión nacional. La fecha será definida hasta el fin de semana.

Lo lamentable es que estos paros, bloqueos y movilizaciones, al mismo tiempo que llevan la guía del respeto a las normas legales, ocasionan graves perjuicios al país. El paro de Santa Cruz, según versiones de medios de comunicación, generará una pérdida millonaria. Se estima que el país deja de percibir más de 32 millones de dólares por la paralización del aparato productivo cruceño.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -