17 C
La Paz
domingo, diciembre 4, 2022
InicioOpiniónEditorial¿Sería conveniente el fracking en Bolivia?

¿Sería conveniente el fracking en Bolivia?

Aunque el gobierno negó proyectos inminentes para desarrollar la producción de hidrocarburos mediante fracking, la posibilidad mantiene intranquilos a los activistas en la defensa ambiental, ya que existen proyectos en YPFB para apelar a este método. Mongabay Latam alertó ya hace dos años que diez comunidades del Chaco de Chuquisaca y Santa Cruz temen una posible contaminación de la única fuente de agua a la que tienen acceso debido al proyecto de fracking que el gobierno de Bolivia impulsa en esa zona del país. A inicio de 2020, YPFB, anunció que se impulsaría la búsqueda no convencional de gas en el área Miraflores. Según los cálculos de esta institución, en ese territorio existen por lo menos 400 trillones de pies cúbicos (TCF, por sus siglas en inglés) de gas natural.

Tras el anuncio, el presidente del Consejo de Capitanes Guaraníes de Chuquisaca, Fermín Romero, dijo que las diez comunidades se mantendrán unidas para decirle no a la fractura hidráulica. De todas maneras existen voces a favor y en contra. Mientras unas alertan sobre los riesgos del proyecto, otras lo califican como una «medida desesperada» ante la caída de la producción de gas en Bolivia y la reducción de las reservas.

Hoy, 11 de octubre se celebra el Día Internacional contra el Fracking, que tiene el objetivo de crear conciencia en la población mundial de los graves daños ambientales y sociales que produce este sistema en el planeta. El fracking o también conocido como fractura hidráulica, extrae del subsuelo recursos como petróleo y gas de una manera no convencional. Esta técnica se realiza inyectando agua con arena y algunos productos químicos. Para ello es necesario ejercer una gran cantidad de presión y de esta forma extraer dichos recursos, lo cual provoca fracturas y daños de gran magnitud en las distintas capas de los suelos.

Los ambientalistas alertan que esta forma de extraer hidrocarburos produce altos niveles de contaminación de las aguas, tanto las superficiales como las que están ubicadas de forma subterránea. Durante el proceso de fracturación de los suelos, es necesario el uso de grandes cantidades de agua dulce, que son necesarias para el consumo humano. Resulta una práctica altamente peligrosa, que empeora el cambio climático, debido a las altas emisiones de gas metano. Pone en riesgo la producción agrícola y la ganadería. Provoca alteraciones en la manera de vivir de las personas que habitan estas zonas, quienes al final, se ven obligados a desplazarse a otros lugares que le garanticen mayor seguridad económica y social.

En la actualidad, muchos países se han visto seriamente afectados por la puesta en marcha de esta técnica, que sólo ha traído graves consecuencias al medio ambiente y a la vida de los seres humanos. En América Latina, así como en otros lugares del mundo ya el fracking es una triste realidad, sin embargo, son muchos los grupos y organizaciones defensoras de los recursos naturales y de los ecosistemas del mundo que han puesto resistencia y una postura de total rechazo a esta práctica.

Según un informe de diainternacionalde.com este tipo de explotación ya está causando estragos en los Estados Unidos debido a que esta nación lleva más de una década extrayendo petróleo y gas con la implementación de este método, el cual puede resultar muy peligroso, ya que puede dañar los suelos y a la larga causar grandes desastres como el terremoto ocurrido en Oklahoma en el año 2011. Cada vez son más los organismos, movimientos y organizaciones ecologistas que se suman a la lucha contra el fracking y así prohibir que este método, poco convencional, continúe aumentado de manera descontrolada por todo el mundo, y para que los gobiernos de los distintos continentes apuesten, en su lugar, por energías limpias y mucho más sostenibles. A pesar de los muchos esfuerzos para erradicar el fracking, en los últimos años su ejecución ha contado con la aprobación de muchos gobiernos y líderes de Estado, así como también con muchos detractores, sin embargo, continúan las denuncias y una férrea oposición de algunos países que consideran al fracking una práctica que traerá más problemas que beneficios a la humanidad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -