17 C
La Paz
domingo, diciembre 4, 2022
InicioEconomía"Sin papa no hay vida", la queja por la subida de su...

«Sin papa no hay vida», la queja por la subida de su precio en el país

La producción de papa en Bolivia, esencial para la dieta de gran parte de la población del país, ha tenido que lidiar este año con la falta de lluvia, lo que ha mermado la cosecha y ocasionó que su costo se incremente hasta tres veces en las últimas semanas.

«Sin papa no hay vida», dijo a EFE Fortunata Mollo, una agricultora de la región altiplánica de Oruro, en el occidente del país, que llegó este sábado hasta La Paz para vender las «sobras» de su producción en una feria impulsada por el Gobierno.

Esta productora explicó que la cosecha del tubérculo no ha sido buena porque en enero y febrero no llovió, algo que afectó la siembra que se realizó al final de 2021 y que es una de las razones por las que los costos se han elevado.

Precio de «horror»

Hace un par de semanas, los precios de la papa en Bolivia casi se triplicaron de los 4 dólares que costaba la medida de 12,5 kilos, equivalente a una arroba, hasta más de 11 dólares en la oferta de los mercados populares, aseguró a EFE María Machicado.

Esta ama de casa esperó su turno por más de dos horas para comprar ese producto en una feria organizada por el Gobierno y que sirvió de nexo entre los productores y los consumidores para ofrecer el quintal de papas a un tope de 8 dólares.

«Somos un país tan rico en la producción de la papa y tenemos que estar haciendo fila porque en los mercados centrales (el precio) ha subido un horror», dijo Machicado.

La preocupación de las familias bolivianas radica en que este tubérculo y sus variedades como el chuño o tunta, que son preparaciones deshidratadas, forman parte esencial de una importante parte de la población del país.

Según indicó Mollo, el problema del incremento del precio también radica en que la mala cosecha obliga a elevar el precio para luego comprar la semilla, algo que tiene que hacerse a partir de este mes en el campo.

«No se puede bajar (el precio) cuánto más», «la semilla también ha subido y no nos alcanza», se quejó, además explicó que por esto es posible que el precio pueda aumentar más.

«Este año, hemos fracasado en el altiplano», lamentó la agricultora Gregoria Ancasi, que contó a EFE que una parte de los cultivos que resistieron a la sequía terminaron muriendo cuando llegó la «helada» y que ha quedado muy poco para vender.

Ancasi ofreció a 6 dólares la arroba de papa, un costo menor al del resto, pero igual recibió reproches de quienes se le acercaban a preguntarle por el precio y que cuestionaban el tamaño junto al valor.

«Las personas de la ciudad no saben lo que nos ha costado (esta cosecha)», fue su respuesta ante esos reclamos.

Acciones del gobierno

Una de las medidas paliativas del Gobierno ha consistido principalmente en organizar ferias populares en distintos puntos del país con la finalidad de ofrecer el tubérculo a «un precio justo», tal como se menciona en las convocatorias, aunque el costo aún dista de ser el habitual.

Estos días, el Ministerio de Desarrollo Rural también entregó más de 6 toneladas de semillas junto a fertilizantes a más de 3.000 productores de las regiones productoras de Cochabamba y que la próxima cosecha sea mejor que la de este año.

Hace unos días, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, afirmó que el incremento del costo de la papa está relacionado a «problemas climáticos» que son «estacionales» y que en promedio los la canasta familiar «está estable».

«En dos o tres semanas el precio de la papa va a bajar», aseguró.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -