Arce cambia el Alto Mando Militar en menos de dos meses

Alto Mando Militar
ABI

El presidente Luis Arce cambió este martes al Alto Mando Militar a poco más de un mes y medio de haber tomado juramento a la anterior cúpula militar y pidió a los nuevos jefes castrenses trabajar en la «reconstrucción de la confianza con el pueblo».

En un acto en la Casa Grande del Pueblo, Arce tomó juramento a los nuevos jefes militares con la tarea de «estrechar los lazos, los puentes» para que el país retorne a la «pacificación», luego de la crisis política y social que atravesó Bolivia el año pasado.

El presidente posesionó a César Vallejos, quien hasta hoy fue el comandante de la Fuerza Aérea, como nuevo jefe de las Fuerzas Armadas.

Arce también tomó juramento a Augusto García Lara como jefe del Estado Mayor, Miguel Ángel del Castillo como comandante del Ejército, Marcelo Heredia Cuba de la Fuerza Aérea y Franz Baldivieso de la Armada.

El mandatario sostuvo que la gente pide «paz» y «armonía», por lo que les encomendó trabajar en ello para continuar con el proceso de la «reconstrucción de la confianza» entre las Fuerzas Armadas y el pueblo boliviano.

«Añoramos esas Fuerzas Armadas comprometidas con el pueblo boliviano», manifestó Arce en su discurso.

El mandatario les deseó «éxitos» en sus labores al Nuevo Alto Mando Militar e insistió en trabajar conjuntamente «por el bien y el beneficio de todos los bolivianos».

Por su parte, el nuevo comandante de las Fuerzas Armadas se comprometió a «esclarecer» los sucesos ocurridos en octubre y noviembre del año pasado en el murieron al menos unas 36 personas, según datos de la Defensoría del Pueblo.

Además aseguró que trabajarán contra el narcotráfico y el contrabando, algunos de los retos en el país.

«Las Fuerzas Armadas son del pueblo y para el pueblo porque en la actualidad estamos junto al pueblo, a quien nos debemos», señaló Vallejos en su discurso.

Arce posesionó a los primeros jefes militares de su gestión el pasado 16 de noviembre con pedidos de que devuelvan a las Fuerzas Armadas su «institucionalidad» y defiendan la democracia.

Por el momento no han trascendido las razones por las cuales el gobernante decidió hacer este cambio, pero agradeció el trabajo realizado por los anteriores jefes militares.