10.3 C
La Paz
viernes, mayo 17, 2024
InicioOpiniónEditorialBolivia, entre los países más corruptos de la región

Bolivia, entre los países más corruptos de la región

Según el último informe de Transparencia Internacional (TI) Bolivia es el tercer país más corrupto de Sudamérica, superado solo por Venezuela y Paraguay. El reporte anual de TI, presentado esta semana en Berlín, Alemania, ubica a Bolivia en el puesto 133 entre 180 países, con una puntuación de 31 sobre 100. Este Índice mide la percepción de cuán corrupto es el sector público de cada país, de acuerdo con expertos y personas dedicadas a los negocios, según la explicación de Transparencia Internacional. Cero puntuación significa mayor corrupción y 100 es la puntuación de menor corrupción. Bolivia con una calificación de 31 mejoró un punto respecto al año pasado. Dinamarca, el país menos corrupto según el informe, tiene una puntuación de 90, mientras que Somalia tiene una calificación de 12 para ocupar el último lugar.

Un hecho que debe poner a meditar a las autoridades, políticos y a la población en general, es que en el informe global de TI, considera como causa del avance de la corrupción, que en muchos países tienen problemas de independencia de la justicia. Precisamente Bolivia en este momento sufre la peor crisis judicial e institucional, crisis que ha sido reconocida por el gobierno, así como denunciada por la Asamblea Legislativa y la mayoría de las instituciones y organizaciones sociales del país. La auto prórroga del mandato de los magistrados de los altos tribunales del país, ha sido calificada como un golpe a la democracia y a la institucionalidad. La Asamblea Legislativa y los políticos están embarcados en buscar una solución a esta crisis, y lograron un primer acuerdo para que se realicen las elecciones judiciales, pero una nueva maniobra del Tribunal Constitucional, interfirió el avance de un posible acuerdo.

Por ello y toda la larga lista de actos de corrupción y transgresiones a la legislación, no extraña que el nuevo informe de Transparencia Internacional asigne a Bolivia la puntuación de 31, que está por debajo del promedio regional en las Américas que es de 47. Según el reporte internacional, Bolivia está en el puesto 133 (de 180 países monitoreados) con un puntaje de 29 y es superado en la región sólo por Paraguay, que está en el lugar 136 (28 puntos) y Venezuela, considerado el más corrupto de Sudamérica y el segundo del mundo, luego de Somalia, con 13 puntos. Mientras que, los países percibidos por sus habitantes como menos corruptos en la región son: Uruguay, Chile y Costa Rica, con 73, 66 y 55 puntos, respectivamente. El índice refleja que en todo el mundo los países menos corruptos son Dinamarca (puesto 1 con 90 puntos), Finlandia (segundo lugar, con 87) y Nueva Zelanda (tercero, con 85).

El IPC 2023, presentado por Transparencia Internacional, muestra que la mayoría de los países lograron mínimos o nulos avances en combatir la corrupción en el sector público. Asimismo, de acuerdo con el Índice de Estado de Derecho, el mundo está experimentando un declive en el funcionamiento de los sistemas de justicia. Los países con las puntuaciones más bajas en este índice también están obteniendo una puntuación muy baja en el IPC, lo que pone de relieve que existe una conexión clara entre el acceso a la justicia y la corrupción, señala parte del informe.

En el caso de nuestro país, hay factores que precipitan, inducen e ignoran las vulneraciones legales y el delito, situación agravada por la impunidad que se ha impuesto. Los hechos de corrupción pese a las abundantes evidencias, no se investigan y si llegan a la justicia, las resoluciones son vergonzosas. Por ejemplo, los principales responsables del desfalco de varios millones de dólares del Fondo Indígena, han quedado en la impunidad.

Los ejemplos son muchos, pero por su actualidad, recordamos dos casos que llaman la atención. Hace menos de dos semanas el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, informó del decomiso de 8,7 toneladas de cocaína camufladas en baldosas de madera y que su destino era Países Bajos. La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN) destruyó e incineró las 8,7 toneladas de clorhidrato de cocaína. Fue detenido el empresario de la firma que produce las baldosas con fines investigativos. Pero ¡sorpresa!, esta semana, Perú incautó 7,2 toneladas de cocaína que iban a ser enviadas por navío a Bélgica, escondidas entre un cargamento de baldosas de madera, informó este martes la policía antidrogas. El alijo estaba camuflado en un contenedor entre la carga de baldosas de madera que salía del puerto del Callao, vecino a Lima, hacia Bélgica. El embarque tenía origen en Bolivia.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -