Bolsonaro al margen de ideologías foráneas

Dr. DAEN José Wenceslao Jáuregui

La asunción del nuevo presidente de la República del Brasil, Jair Bolsonaro, efectuado el primero de enero de 2019, en solemne ceremonia, que se efectuó en el Palacio de Gobierno de Brasilia, donde acompañado por su esposa y aclamado por su pueblo en discurso de posesión manifestó que gobernará «al margen de ideologías foráneas», que Brasil, «estará en primer lugar y que luchará contra el crimen organizado, la corrupción y contra el narcotráfico».

Lo que viene a constituir un cambio de 90 grados, en el manejo de la cosa pública, que estuvo a cargo del ex Presidente Ignacio Lula da Silva, del «Partido de los Trabajadores», que se encuentra en la cárcel con sentencia de 9 años de reclusión por corrupción, con lo cual se demuestra el desgaste político en que incurren quienes se hacen del «poder» para intentar eternizar. En política y en economía nada es eterno, todo es relativo, las personas pasan, las instituciones quedan.

En Brasil, con hegemonía en Sudamérica, de acuerdo a lo expresado por el presidente Jair Bolsanero, habrá un gran cambio en lo económico, social y político, una fluida relación con Chile, Argentina, Colombia, Ecuador, Uruguay, México, Perú, EE.UU., la UE., con excepción de Venezuela, Nicaragua, Cuba y posiblemente dentro de poco Bolivia, que apoya a esas tres Repúblicas para que no se les aplique la Carta Constitutiva de la OEA, por los hechos acontecidos de crímenes de lesa humanidad en contra de jóvenes que salieron a las calles a pedir el retorno a un sistema verazmente democrático, igualitario, de oportunidades para todos, de respeto y acatamiento a normas legales.

En cualquier momento se aplicará dicha Carta Democrática a Nicaragua y Venezuela, donde se viola las libertades de expresión, prensa, de disentir, de participación en elecciones en las mismas condiciones y oportunidades para todos, es decir, sin el manejo de recursos económicos y logísticos desde esferas de Gobierno, que en suma significa ventaja en contra de los que se oponen a los autócratas.

Jair Bolsonero y Mauricio Macri, marcarán el camino de respeto y separación de Poderes, la primera muestra de lo afirmado, el presidente Jair Bolsonaro, no invitó a su posesión a los mandatarios Nicolás Maduro de Venezuela, Daniel Ortega, de Nicaragua, ni a Miguel Díaz-Canel de Cuba, donde no existen libertades, base y sustento del sistema democrático, por lo cual, ipso facto, ya llegó el cambio en nuestra América morena para que en adelante, los gobernantes de Estados o países que no respeten el sistema democrático, serán objeto de la aplicación de la Carta Orgánica de la OEA, porque de no hacerlo el secretario general, excanciller del presidente, José Mujica, el Dr. Luis Almagro, incurriría en incumplimiento de deberes, que le costaría el cargo y además un procesamiento legal en su contra.