17 C
La Paz
martes, mayo 28, 2024
InicioOpiniónEditorialEl crimen organizado y el contrabando

El crimen organizado y el contrabando

Las muertes de cinco militares, en un atentado perpetrado por un grupo de contrabandistas, conmovieron al país por su crueldad, al haber sido quemados vivos. Este hecho se produjo la semana pasada, pocos días después de que el Ministerio de Defensa reportara otro incidente en el que, los militares luego de interceptar un camión que trasladaba mercadería de contrabando, fueron hostigados por tres motorizados que intentaron recuperar el vehículo decomisado, por lo que se procedió a su incineración. Estos casos se suman a diversos hechos que confirman los temores de que la violencia crece en el país. Informes, especialmente provenientes de los empresarios, afirman que el contrabando es uno de los factores que más daños ocasiona a la economía nacional y a la sociedad en su conjunto, porque compromete en esta ilícita actividad a aproximadamente dos millones de personas y conecta sus alcances con otras tareas del crimen organizado.

En el último atentado, los cinco militares bolivianos fueron atacados por un grupo de contrabandistas que opera en la frontera entre Bolivia y Argentina, mientras cumplían la misión asignada a las Fuerzas Armadas de controlar el contrabando. Ya suman 16 los efectivos asignados a esta tarea que murieron entre el año pasado y los primeros días de 2024. «Es un atentado perpetrado por contrabandistas, que no han tenido ningún reparo ni respeto a la vida de estos militares que solamente estaban cumpliendo con un mandato constitucional, que es la lucha contra el contrabando», dijo en Tarija el viceministro de Lucha contra el Contrabando, Daniel Vargas, según un reporte de ABI. «Tenemos algunas fotografías de personas y vehículos que probablemente han participado en esta situación», explicó. En una grabación que circula en las redes sociales se escucha a algunas personas celebrar lo ocurrido. «Esos hijos de… se están quemando vivos… tanto que hacen llorar a la gente estos maleantes», se oye en el audio que es analizado por los investigadores, señala el reporte.

Los efectivos regresaban de la población Campo Pajoso, Tarija; luego de un operativo en el que habían secuestrado un vehículo que llevaba mercadería ilegal. Se trata de una camioneta de alta gama que estaba transportando varias cajas. El motorizado fue transportado a depósitos de la Aduana Nacional y a su retorno los cinco militares sufrieron el atentado, explicó Vargas. Inicialmente se pensó que el incendio había sido causado por un accidente de tránsito, pero Vargas, descartó esta versión y denunció que lo sucedido fue un crimen. Vargas informó de la movilización de los grupos de inteligencia militar para encontrar a los culpables de «esta atrocidad». Informes extraoficiales señalan que la camioneta en la que viajaban los militares fue empujada fuera de la carretera y volcó. Los atacantes los desarmaron y rociaron gasolina sobre ellos, les prendieron fuego y dejaron en el lugar botellas de gasolina.

Los perjuicios que ocasiona el contrabando son de amplio alcance y tiende a crecer desmesuradamente, por lo que es necesario que se adopten medidas urgentes que frenen estos ilícitos que mueven miles de millones de dólares y evaden el pago de aranceles e impuestos, que podrían servir para para mejorar los servicios básicos, la salud y la educación en el país. El año pasado, en un seminario se revelaron las cifras que mueve el contrabando que son realmente preocupantes. Se dijo que en 2022, el contrabando movió más de tres mil 300 millones de dólares y, en la actualidad, ya alcanzó los tres mil 600 millones de dólares.

El contrabando amenaza con acabar con 2.6 millones de empleos legales en el país. Más de 100 mil personas están vinculadas a esta actividad ilícita en las fronteras, y aproximadamente dos millones de personas trabajan con productos de contrabando. Con base a estudios de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), se explicó que el valor que mueve el contrabando equivale al 7,96% del PIB, y su crecimiento es preocupante. En 1999 representaba 1.000 millones de dólares anuales, es decir que se incrementó en 203% desde entonces. El año 2022, la evasión tributaria por IVA y Gravamen Arancelario (GA) del contrabando llegó a 930 millones de dólares, y creció 8,72%. Este delito y su competencia desleal afecta a 38 mil industrias del país y a 600.000 empleos formales, frena la reactivación económica, provoca la desindustrialización evade impuestos, y fomenta actividades delincuenciales.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -