2.4 C
La Paz
miércoles, mayo 25, 2022
InicioOpiniónEditorialEl "Periodismo bajo asedio digital"

El «Periodismo bajo asedio digital»

La libertad de prensa sufre una permanente agresión de parte de gobiernos antidemocráticos, de grupos de poder y de fuerzas políticas regresivas que no comparten el derecho de los pueblos a informarse libremente, sin censura y respetando la verdad. En Bolivia los medios han sufrido en los últimos tres quinquenios una serie de trabas, amenazas, cohesión y agresiones. Muchos medios de comunicación han quedado en el camino debido a las condiciones difíciles para operar en el país. Hoy, 3 de mayo, se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Libertad de Prensa, proclamado por la ONU. Esta fecha permite evaluar el estado de la libertad de prensa a nivel mundial, y defender la independencia de la prensa y de los periodistas. Asimismo, se rinde homenaje a aquellos profesionales del periodismo que han perdido la vida en el ejercicio de su labor.

El Día Mundial de la Libertad de Prensa fue proclamado por la Asamblea de las Naciones Unidas en 1993, en cumplimiento de una recomendación aprobada en la 26ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO en 1991. Esto, a su vez, fue una respuesta a una evocación de periodistas africanos que en 1991 elaboraron la histórica «Declaración de Windhoek». Anualmente la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) convoca a una conferencia en la que se analiza el estado de la libertad de expresión. Este año se realiza en Uruguay. La conferencia sirve de ocasión para informar de las violaciones de la libertad de prensa; un recordatorio a la realidad de docenas de países de todo el mundo donde las publicaciones son censuradas, multadas, suspendidas y clausuradas, mientras que los periodistas y editores son acosados, atacados, detenidos e incluso asesinados. La comunidad y el movimiento del Día Mundial de la Libertad de Prensa vuelven a reunirse, tras un año en el que se ha concedido el premio Nobel de la Paz a dos periodistas y en el que han aumentado los desafíos al ejercicio del periodismo, según la UNESCO.

Bajo el lema «Periodismo bajo asedio digital», en el Día Mundial de la Libertad de Prensa 2022 la conferencia discute sobre el impacto de la era digital en la libertad de expresión, la seguridad de los periodistas, el acceso a la información y la privacidad. La conferencia reúne a las partes interesadas, como políticos, periodistas, representantes de los medios de comunicación, activistas, gestores de la ciberseguridad y expertos jurídicos. Se busca explorar estas cuestiones y desarrollar soluciones concretas para hacer frente a las amenazas que supone el aumento de la vigilancia para la libertad de prensa y la privacidad.

La libertad de prensa es el derecho que tienen todos los medios de comunicación de investigar y mantener informada a la sociedad en general sobre los hechos y acontecimientos que suceden en el día a día, sin que por ello, puedan ser víctimas de censura, acoso, hostigamiento o algún tipo de coacción durante el ejercicio de su profesión. La libertad de prensa goza de una garantía constitucional, a través de la cual, de forma totalmente libre y democrática, las personas pueden unirse para crear medios de comunicación autónomos y libres de censura. Pero fundamentalmente es un derecho de la gente a ser informada en forma veraz y oportuna.

Para conmemorar este día se eligió el 3 de mayo, con motivo del aniversario de la Declaración de Windhoek, en la cual los representantes de medios de comunicación africanos que participaban en un seminario organizado por la UNESCO en la capital de Namibia en el año 1991, elaboraron un documento que recopiló los principios de la libertad de prensa. En dicha Declaración se plantea el desarrollo de una prensa libre, independiente y pluralista como elemento esencial para el desarrollo y mantenimiento de la democracia en las naciones del mundo. Asimismo, se expresa de manera tajante que el concepto de prensa independiente tiene que ser entendido como una prensa autónoma, donde los poderes públicos no tengan ninguna participación ni control, ya sea de índole económica o política. En Bolivia, durante el gobierno del MAS se ha intentado cambiar la ley de imprenta, se han introducido en forma anómala disposiciones que afectan la libertad de expresión en leyes que tenían otro objetivo; los ataques a los medios de comunicación independientes han sido constantes, lo mismo que advertencias y actitudes de amedrentamiento.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -