11 C
La Paz
sábado, diciembre 3, 2022
InicioOpiniónEditorialEl riesgo de nuevas enfermedades

El riesgo de nuevas enfermedades

Una nueva preocupación se cierne en el país por el riesgo de algunas enfermedades. Los centros hospitalarios son precarios y carecen de recursos, medicamentos, camas y equipo adecuado. Pese a la dura experiencia de la pandemia se sigue descuidando la salud. Se reportaron 348 nuevos casos de covid-19 en la última semana. Además, hay cerca de 30 casos de coqueluche, mientras la población está descuidando las medidas de previsión. Pese a ello, la prevención es mínima. A su vez, la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que está trabajando en la elaboración de una lista actualizada de patógenos que pueden provocar futuros brotes de enfermedades o pandemias.

Se trata de una medida de previsión que permitirá actualizar la lista de patógenos prioritarios, una herramienta que sirve para dar una respuesta rápida ante cualquier posibilidad de que se produzca una pandemia. Para ello, la Organización ha convocado a más de 300 científicos que estudiarán los conocimientos existentes sobre más de 25 familias de virus y bacterias, así como la «Enfermedad X», que indica un patógeno desconocido que podría causar una grave epidemia internacional. El proceso comenzó el viernes pasado y servirá para orientar hacia dónde dirigir la inversión mundial y la investigación, especialmente en cuestión de vacunas, pruebas y tratamientos.

La lista de patógenos prioritarios se publicó por primera vez en 2017 e incluye el covid-19, la enfermedad del virus del Ébola, la fiebre de Lassa, el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS), el síndrome respiratorio agudo severo (SARS), la fiebre del Valle del Rift, el Zika y la «enfermedad X». Michael Ryan, director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, ha declarado que «es esencial centrarse en los patógenos y familias de virus prioritarios para que puedan ser investigados y desarrollar las contramedidas necesarias a fin de dar una respuesta rápida y eficaz a las epidemias y pandemias».

«Sin las importantes inversiones en investigación y desarrollo realizadas antes de la pandemia de covid-19, no habría sido posible desarrollar vacunas seguras y eficaces en un tiempo récord», añadió.

Los expertos recomendarán una lista de patógenos prioritarios que necesitan más investigación e inversión. El proceso incluirá criterios científicos y de salud pública, así como criterios relacionados con el impacto socioeconómico, el acceso y la equidad. Se elaborarán hojas de ruta de investigación y desarrollo para los patógenos identificados como prioritarios, en las que se expondrán las lagunas de conocimiento y las áreas de investigación. También se determinarán las especificaciones deseadas para las vacunas, los tratamientos y las pruebas de diagnóstico, cuando sea pertinente. Además, los científicos harán un esfuerzo por trazar, recopilar y facilitar los ensayos clínicos para desarrollar estas herramientas. Se espera que la lista revisada se publique a principios de 2023.

Mientras tanto, el Ministerio de Salud explicó que los nuevos casos de covid-19, que se presentaron, supone un incremento del 57% respecto a la semana anterior. El ministro de Salud Jeyson Auza, dijo que se deben mantener las recomendaciones y acudir a los centros de vacunación. «Después de 14 semanas consecutivas de descenso, estas dos últimas semanas se están reportando incremento de casos. Pero, debemos decir a la población boliviana que, si bien es un alto porcentaje, en números absolutos no representa aún una preocupación», manifestó. Pero, además, hay tres nuevos contagios de viruela símica, lo que lleva a un total de 12 casos activos en el país. Se informó que de los 251 confirmados, 239 pacientes ya se recuperaron de la enfermedad. Ocho de los pacientes activos se encuentran en Santa Cruz, dos en La Paz, uno en Cochabamba y uno en Oruro.

También se confirmaron 27 casos de tosferina o coqueluche, de los cuales 21 permanecen activos. La mayor parte de los pacientes son menores de cinco años. «La tosferina o coqueluche es una situación que nos preocupa porque afecta especialmente a los niños menores de cinco años que no han recibido su vacunación específica. Esta enfermedad tiene casi el doble de transmisibilidad que las cepas más contagiosas de la covid-19 y presenta mayor letalidad en los niños», advirtió. El ministro de Salud, Jeyson Auza, informó que desde su cartera de Estado se activó un protocolo de vigilancia epidemiológica, tratamiento y manejo de los casos de coqueluche. El protocolo se aplicará en todos los Servicios Departamentales de Salud (Sedes) del país, debido a que esta enfermedad es viral.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -