7.5 C
La Paz
miércoles, junio 12, 2024
InicioOpiniónEditorialÉtica, política, y un cabildo de alto riesgo

Ética, política, y un cabildo de alto riesgo

En democracia, las controversias políticas deberían solucionarse mediante el debate de ideas y no mediante la imposición, como se ha acostumbrado en nuestro país en los últimos tiempos. Hoy, las fuerzas políticas gobernantes realzarán un cabildo cuyos objetivos no son muy claros, y en las justificaciones para convocar a este evento los organizadores solo protestan contra el congreso del MAS, al que califican de ilegal. Inclusive aclaran que no se postulará a los candidatos para las elecciones generales de 2025, pese a que ya las dos alas en la que se dividió el MAS, están en plena campaña proselitista, ubicando como enemigos radicales entre sí, a Evo Morales y Luis Arce Catacora, líderes que en otrora se jactaban de la unidad y fortaleza de esa fuerza política.

Al no estar claros los objetivos del cabildo, en apariencia queda solamente la necesidad de mostrar la capacidad de convocatoria, el poder de manejar a las masas, con miras a conservar la sigla política. Por un lado, en el cabildo en la ciudad de El Alto, participarán Luis Arce y David Choquehuanca, mientras que el bloque radical citó a una concentración en Yapacaní donde asistirá Evo Morales. Los dirigentes del ala que ahora se consideran «arcistas» sostienen que las organizaciones sociales «tienen todo el derecho de reclamar la propiedad del Instrumento Político y manifestar la bronca que sienten al ser irrespetados por la Dirección Nacional del MAS».

El Pacto de Unidad, que es un mecanismo que aglutina a organizaciones sociales afines al oficialismo, convocó al cabildo para este martes, esperando reunir a más de un millón de seguidores. La confrontación que existe entre los dos flancos que se disputan la hegemonía del MAS, han llegado a ataques muy duros que la oposición jamás pudo hacer, probablemente por no tener acceso a información. De las acusaciones y contra sindicaciones se ha pasado ahora a las amenazas. De las denuncias de acarreo de funcionarios para que asistan al cabildo se pasó a las amenazas de violencia e incluso del uso explosivos, gases y crear disturbios mediante grupos de choque. Hay acusaciones que registra la prensa con nombres y apellidos, y respuestas que advierten de «autoatentados», para acusar a los radicales.

En ese ambiente, de confrontación y evidente riesgo se realizará este cabildo, mientras el país necesita el trabajo y dedicación urgente de los poderes públicos para solucionar una serie de problemas que se agravan día a día, mientras los dirigentes de los dos frentes están más preocupados por las candidaturas presidenciales futuras y el control de la dirección del partido oficialista. En la misma línea, el Órgano Legislativo está prácticamente paralizado, y el sistema judicial se sitúa próximo a quedar sin magistrados legalmente facultados para seguir ejerciendo sus funciones, debido a la imposibilidad de realizar las elecciones judiciales en el marco de las normas legales. La responsabilidad en la función de gobierno parece haberse olvidado, confirmando la percepción ciudadana de que la ética ha desaparecido, así como los principios fundamentales que deben ser el objetivo central en el servicio a la sociedad. Las pugnas políticas y los intereses partidarios y personales se imponen, en momentos en los que el mundo reclama acciones para combatir el cambio climático, y se clama porque se preserve la paz, frente a dos guerras que amenazan descontrolarse.

Hasta las guerras tienen reglas, dice el Secretario General de Naciones Unidas, Antonio Guterres, al Consejo de Seguridad de la ONU, pero en nuestro medio las discrepancias en el seno de un partido político amenazan convulsionar el ambiente, casualmente, en una semana en la que se recuerda el Día de la Resolución de conflictos, Día mundial de la dignidad y el Día Mundial de la Ética. Efectivamente, cada tercer miércoles de octubre, el mundo se une para celebrar el Día Mundial de la Ética, una iniciativa creada por el Consejo Carnegie de Ética en Asuntos Internacionales. Esta jornada anual tiene como objetivo destacar la importancia de la ética en la vida cotidiana de las personas, así como en las decisiones empresariales y en la formulación de leyes y políticas.

Desde su inicio en 2014, el Día Mundial de la Ética ha crecido en alcance y participación, involucrando a individuos y organizaciones de más de 75 países. El portal de internet diaInternacionalde.com., señala que en un mundo marcado por desafíos globales como pandemias, ataques a la democracia, crisis de refugiados, injusticia racial y cambio climático, y guerras, la ética se convierte en un faro que guía nuestras acciones. La ética no es solo un conjunto de reglas abstractas, sino un recordatorio constante de nuestra responsabilidad hacia los demás y hacia el planeta en el que vivimos. Es un llamamiento a la empatía, la justicia y la acción consciente. Es esencial recordar que la ética no conoce fronteras ni barreras. Es un valor universal que nos une como seres humanos. Ojalá que los partidos políticos pudiesen comprender el mensaje y cambiar su actitud que como práctica rutinaria se aleja de este principio, puedan honrar el compromiso con el pueblo, con los ciudadanos que los eligieron como líderes y en los intereses de la colectividad.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -