7.5 C
La Paz
sábado, mayo 25, 2024
InicioOpiniónEditorialImpulso al turismo, alternativa para Bolivia

Impulso al turismo, alternativa para Bolivia

En 2024 el turismo internacional podrá recuperar los niveles anteriores a la pandemia, luego que en la gestión pasada ya logró recuperar el 88%, y movilizar mil 300 millones de viajes, de acuerdo con el primer barómetro del año elaborado por la Organización Mundial del Turismo (OMT). Asimismo, el turismo logró ingresos por cerca de mil 500 billones de dólares. En la región, Brasil es el país que más turismo recibe, y Bolivia uno de los que menos percibe, pese a tener atractivos naturales y culturales, además de exóticos lugares que muchos países envidian. Ha concluido el carnaval y el largo feriado, pero probablemente no se ha logrado mover mucho el turismo interno ni el receptivo, debido a la crisis que sacude a Bolivia, con un reciente bloqueo de carreteras y la tensión política que polariza al país.

Lamentablemente, nunca se ha logrado desarrollar una política que permita mostrar al mundo lo que Bolivia y tiene. Lo que se presenta como imagen al exterior son las sinuosidades de la política, los récords del narcotráfico o la miseria que envuelve la propaganda sobre los aparentes éxitos económicos. Los ingresos anuales por turismo en nuestro país no llegan ni a los mil millones de dólares. Los países vecinos logran varios miles de millones de dólares por este rubro. Los ingresos del turismo internacional alcanzaron los 1,4 billones de dólares en 2023, el 93% de los registrados en 2019. La liberación de la demanda aún reprimida, el aumento de la conectividad aérea y la mayor recuperación de los mercados y destinos asiáticos anticipan lo que podría convertirse, según la OMT, en una recuperación total del turismo de cara a finales de 2024. Al igual que en 2023, los mercados emisores Europa, América y Oriente Medio seguirán impulsando los flujos turísticos y el gasto en todo el mundo de cara a 2024.

En cuanto a Latinoamérica, siempre según datos de la OMT, el ranking de los países de la región que más turistas recibieron está encabezado por Brasil, seguido de México. Asimismo, la publicación Statista Market Insights prevé para este año un aumento del 13% en los ingresos del mercado de viajes y turismo en la región. En Brasil, se espera que los ingresos procedentes de reservas de cruceros, hoteles, alquileres vacacionales y paquetes turísticos alcancen aproximadamente 16.810 millones de dólares estadounidenses, en comparación con los 15.000 millones del año anterior.

Con la demanda de reservas hoteleras triplicándose tras la pandemia de 2020, se pronostica que la facturación por viajes y turismo en México sea de casi 14.800 millones de dólares. En el caso de Argentina, los ingresos del sector superarían los 7.000 millones de dólares, mientras que en Colombia se situaría en unos 3.800 millones. Se espera que el mercado experimente un crecimiento superior al 10% este año en Chile, Perú y República Dominicana, mientras que en Bolivia sería del 9%.

Pero el gobierno es más optimista. El turismo receptivo en Bolivia creció un 51,4 % en 2023 con respecto al año anterior y generó recursos por el equivalente a unos 803 millones de dólares, según información que difundió mediante las redes sociales el presidente Luis Arce, quien además, dio el dato de que en el turismo interno se han desplazado más de 3,1 millones de turistas nacionales. El mandatario agregó que su Gobierno está comprometido en «seguir trabajando como el primer día en la reactivación de este importante sector».

En el mes de enero, en una rueda de prensa, el viceministro de Turismo, Hiver Flores, precisó que en 2023 se proyectó recibir a unos 977.000 turistas extranjeros, pero la cifra se superó, ya que el número de visitantes fue mayor al millón de personas. Estas cifras contrastan con los 724.000 turistas que llegaron a Bolivia en 2022 y generaron un movimiento económico de 530 millones de dólares, mencionó. «La proyección que tenemos para este año es superar los 1,3 millones de visitantes extranjeros, que se va a constituir en la cifra más alta que Bolivia va a reflejar como nunca en su historia», afirmó Flores. Se calcula que en 2024 el movimiento económico generado por el sector alcance los 959 millones de dólares, agregó.

El viceministro resaltó la recuperación que ha tenido el turismo receptivo tras los «datos alarmantes» a la baja reportados en 2021 como consecuencia de las restricciones y cierres de fronteras en el mundo por la pandemia de la covid-19. Si bien aún no se llegó al nivel de 2019, cuando el país reportó sus mejores cifras de turismo receptivo. Flores aseguró que el país es el tercero de la región por detrás de Brasil y Uruguay en mostrar una buena recuperación respecto a la época pre pandemia. Según la autoridad, Bolivia tuvo un 85,6 % de recuperación de sus flujos turísticos internacionales gracias a diversos programas que puso en marcha el Gobierno.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -