5 C
La Paz
domingo, febrero 5, 2023
InicioBoliviaSociedadLa violencia sexual aumentó hasta en un 51 % en el país...

La violencia sexual aumentó hasta en un 51 % en el país en los últimos 5 años

La violencia sexual en Bolivia se incrementó de «forma sostenida» hasta en un 51 % en los últimos cinco años, siendo el abuso sexual el delito más denunciado, según un estudio presentado este viernes a propósito del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer.

La Coordinadora de la Mujer, una organización que agrupa a 26 entidades defensoras de la igualdad de género, presentó en La Paz un estudio sobre el «Estado de situación de la violencia sexual en Bolivia» en el que se considera este contexto como «otra pandemia» en el país que afecta especialmente a niñas y adolescentes.

El estudio señala que desde 2018 hasta octubre de 2022 el Ministerio Público ha registrado un total de 36.629 denuncias por violencia sexual.

El delito más denunciado es el abuso sexual, que en 5 años acumula 11.294 denuncias, le sigue la violación con 9.982, luego está la violación a niños y adolescentes con 8.374 registros y el estupro con 5.982, de acuerdo al estudio.

«La magnitud de la situación es realmente alarmante (…) hay un incremento de 3.000 denuncias de 2018 a 2022, que significaría un 51 % de incremento», comentó Lucía Vargas, responsable de incidencia política de la Coordinadora de la Mujer.

Datos de 2022

El estudio también muestra datos de enero al 16 de octubre de este año en el que el Ministerio Público registró al menos 8.867 denuncias por violencia sexual, de esta cifra el 34 % es por abuso sexual, el 28 % por violación y el 27 % corresponde a violación a menores.

La mayor cantidad de denuncias se realizaron en Santa Cruz (2.891), seguido de La Paz (1.908) y Cochabamba (1.519), regiones del eje troncal del país.

Con base en estos datos, el informe señala que se estima que por día hay al menos 30 denuncias de violencia sexual en el país.

El estudio también realizó un análisis sobre una muestra de 349 casos de violencia sexual registrados este año para «realizar un acercamiento» sobre esta realidad.

A raíz de esto se conoce que los agresores de esos 349 casos tienen entre 27 a 32 años, el rango etario con la mayor cantidad de casos de violencia sexual.

Más de la mitad de los victimarios son familiares directos a la víctima y un 14 % son cercanos al círculo familiar, mientras que el 7,7 % son desconocidos.

«Se destierra el mito de que la mayoría de las víctimas de agresiones sexuales son atacadas por desconocidos», manifiesta el informe.

Las niñas, las más vulnerables

Sobre las víctimas, uno de los datos más alarmantes es que el 57 % de los 349 casos estudiados son niñas entre 7 y 13 años, le siguen las adolescentes de 14 a 20 años y en tercer lugar están infantes de 0 a 6 años.

Estos datos demuestran que son las niñas y adolescentes las más vulnerables a sufrir violencia sexual, de acuerdo al estudio.

En muchos casos hay un «silencio de las víctimas» por miedo a sufrir más agresiones o que hagan algo a su familia, lo que genera impunidad y la repetición de estas agresiones.

Esta situación deriva en embarazos de niñas y adolescentes no deseados, en la muestra de 349 casos al menos 37 víctimas resultaron embarazadas, una cifra que «probablemente esté por debajo del dato real», indica el estudio.

En 2022, de enero hasta el 30 de junio, los embarazos en adolescentes llegaron a los 16.752, es decir, que se estima que se reportan 91 embarazos al día en el país.

A pesar de que en casos de violación se puede tener acceso a la interrupción legal del embarazo, esta situación no se cumple «a cabalidad».

De acuerdo al informe, en 2022 se realizaron 733 interrupciones legales, de los cuales 332 están relacionados con la violencia sexual.

Ante esta compleja situación, recomiendan que se trabaje en un sistema de registro público de los agresores y reincidentes, que se haga una mejor sistematización de los datos, que se destinen recursos para la atención de las mujeres, mayor acceso a la Justicia, entre otros.

Bolivia cuenta desde 2013 con una ley que protege a las mujeres de todo tipo de violencia, una norma cuya modificación fue anunciada ante las quejas de organizaciones feministas porque no se aplica plenamente.

La Fiscalía registró de enero a octubre de este año 74 feminicidios.

El Gobierno declaró a la gestión 2022 como Año de la Revolución Cultural para la Despatriarcalización debido a los crecientes feminicidios y crímenes machistas que colocan al país entre los más violentos de la región.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -