Latinoamérica llega a 2021 con un decisivo e intenso calendario electoral

El calendario electoral en Latinoamérica no se detiene y, tras cerrar un complejo 2020, se prepara para nuevas citas en las urnas, que estarán determinadas por la aguda crisis social, económica y política de la región -acelerada por la covid-19- y que tendrán como principal escenario a Chile, Perú, Ecuador, Honduras y Nicaragua.

El descontento de la sociedad latinoamericana puede generar nuevos liderazgos ante la necesidad urgente de políticas que ayuden a salir de la caída económica, que ya arrastraba la región y que se agudizó con la pandemia del coronavirus.

«Los resultados de las elecciones de 2021 mucho tendrán que ver con el impacto que ha tenido la pandemia en los países de la región. El impacto en estas economías que venían creciendo ha sido muy duro y logró frenar abruptamente esos avances con la emergencia de la covid-19. Es por este motivo que los presidentes, sus partidos de Gobierno y sus candidatos pierden competitividad», dijo a Efe Leandro Querido, director ejecutivo de Transparencia Electoral (TE).

¿La vuelta del correismo a Ecuador?

De las citas electorales de 2021, la primera que destaca es la elección presidencial de Ecuador. El ambiente político en el país andino ya está caldeado desde hace meses de la mano del expresidente Rafael Correa -inhabilitado como candidato vicepresidencial por la Justicia- quien dirige la campaña de su movimiento Centro Democrático desde su retiro en Bélgica.

El regreso del correismo a la escena electoral ha generado divisiones en Ecuador y algunos analistas consideran que el partido del expresidente estará más cerca de volver al poder tras las elecciones del 7 de febrero de 2021, pues seguramente tendrá que enfrentarse en una segunda vuelta al binomio del excandidato presidencial Guillermo Lasso y Alfredo Borrero.

Perú y la sombra de la corrupción

Perú, inmerso en una crisis política tras la renuncia o destitución de tres presidentes en cuatro años entre denuncias de corrupción, tiene el 11 de abril de 2021 una cita fundamental en las urnas.

Sin embargo, el hecho de que entre las candidaturas estén Keiko Fujimori y el expresidente Ollanta Humala, ambos investigados por casos de corrupción, desmotiva a un país que parece ya acostumbrarse a forzar la salida de sus mandatarios.

Junto a esta posible apatía, un grupo de congresistas ha presentado un proyecto de ley para que se realice un plebiscito para reformar la Constitución y que coincida con las elecciones de abril.

«Se advierte una marcada fatiga ciudadana en las encuestas de cara a las elecciones de abril en donde los candidatos no terminan de despegar en las encuestas», señala Querido.

Chile con cambio de constitución

Los chilenos, luego de decidir en el histórico plebiscito del pasado 25 de octubre que se reemplace la actual Constitución, heredada de la dictadura militar, tratarán de capitalizar ese impulso en las elecciones presidenciales y parlamentarias del 21 de noviembre de 2021.

Estas elecciones son percibidas como el inicio del cambio que desde hace más de un año fue el clamor de cientos de chilenos en las calles e, incluso, un grupo de diputados opositores buscan recortar el mandato de Sebastián Piñera y presentaron un proyecto para que las elecciones se adelanten a abril de 2021, el cual aún no se ha debatido.

La eternización de Ortega

Daniel Ortega, quien en enero completa 14 años consecutivos de su segunda etapa como presidente de Nicaragua, tendrá de nuevo en las elecciones del 7 de noviembre un seguro, gracias a sus férreos parlamentarios, para poder seguir en el poder por muchos años más.

Esta semana, la Asamblea Nacional (Parlamento) de Nicaragua, controlada por los sandinistas, aprobó una ley que vetará las candidaturas de quienes encabecen o financien un golpe de Estado, alteren el orden constitucional y/o aplaudan la imposición de sanciones internacionales contra el Estado y sus ciudadanos.

Dicha ley ya ha sido calificada por opositores y algunos Gobiernos y organismos internacionales de inconstitucional, discriminatoria y una maniobra para anular cualquier competencia electoral en el país centroamericano y con gran ventaja para el partido gobernante.

Honduras y el descontento

El 14 de marzo de 2021 los hondureños están convocados para elegir a los candidatos a presidente, tres designados presidenciales (vicepresidentes), 298 alcaldes, 128 diputados e igual número de suplentes para el Parlamento.

Honduras, que al igual que el resto de la región vive su propia crisis, arrastra un descontento social desde antes de las elecciones de noviembre de 2017, cuando el presidente Juan Orlando Hernández fue reelegido para un segundo mandato en medio de acusaciones de fraude.

Pulsos intensos

Varios Gobiernos y sus partidos tendrán otra prueba de fuego en las elecciones legislativas y municipales que están programadas en varios países de la región.

Es el caso de El Salvador que el 28 de febrero celebrará elecciones legislativas, para las que el partido Nuevas Ideas, fundado por un movimiento del presidente Nayib Bukele, mantiene una amplia ventaja de cara a los comicios, según una reciente encuesta.

De mantenerse esa tendencia en las elecciones, el oficialismo tendría la mayoría en la Asamblea Legislativa y sería un duro golpe a los dos partidos tradicionales que comenzó con el triunfo de Bukele en 2019.

Por su parte, el 6 de junio de 2021, México renovará en las urnas la Cámara de Diputados y 15 de los 32 Gobiernos estatales, en unas elecciones en las que el izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, hasta el momento es el favorito en las encuestas.

Para contrarrestar ese favoritismo, los partidos Revolucionario Institucional (PRI), Acción Nacional (PAN) y Revolución Democrática (PRD) oficializaron esta semana una alianza denominada Va por México.

Ya en el sur del continente, Argentina tendrá elecciones parlamentarias el 24 de octubre de 2021, un año en el que el principal reto del Gobierno peronista de Alberto Fernández es la economía, tras las largas negociaciones de la deuda con acreedores internos y externos, lo que seguramente influirá en el futuro panorama de la Cámara de Diputados y el Senado.

Por último, el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia, que retornó al poder después de un año, medirá su liderazgo en los comicios subnacionales del 7 de marzo, cuando se elegirán gobernadores, asambleístas departamentales, alcaldes y concejales, para los nueve departamentos y 337 municipios del país.