12 C
La Paz
domingo, mayo 26, 2024
InicioMundoUcrania sabe ya dónde va a atacar Rusia, pero aún hace cábalas...

Ucrania sabe ya dónde va a atacar Rusia, pero aún hace cábalas sobre la fecha

Ucrania afina sus proyecciones sobre la próxima ofensiva rusa y cree que los ataques se producirán en las regiones de Donetsk y Lugansk, y posiblemente en Zaporiyia, pero el liderazgo político y militar aún hace cábalas sobre la fecha: en torno al primer aniversario de la guerra o en primavera y verano.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, abordó hoy con el Estado Mayor del Comandante en Jefe Supremo «información de inteligencia sobre posibles acciones del enemigo en un futuro próximo», según su oficina.

Lo que tienen claro tanto el ministro ucraniano de Defensa, Oleksii Réznikov, como analistas occidentales de centros como el estadounidense Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW) es que en esta ocasión, a diferencia del 24 de febrero de 2022 cuando Rusia inició las hostilidades, las tropas rusas no atacarán desde todos los flancos.

No hay riesgo de un ataque masivo en todos los frentes

«No vemos ese riesgo», señaló Réznikov en una entrevista que publica hoy el diario Ukraínska Pravda, en la que sostuvo que las agrupaciones más importantes de las Fuerzas Armadas de Rusia se encuentran «en el este y el sur».

«Los riesgos clave son: el este, el sur y luego el norte», según el ministro, aunque de momento Ucrania descarta un nuevo ataque contra la capital, Kiev, lo que no quiere decir que Ucrania no se prepare para el peor escenario.

El subjefe de la inteligencia militar (GUR), mayor general Vadym Skibitskyi, afirmó hoy también que Ucrania «ha determinado que la ofensiva del Ejército ruso puede darse en las regiones de Donetsk y Lugansk, así como, posiblemente, en Zaporiyia».

Esa provincia del sur, controlada solo parcialmente por Rusia, alberga la mayor central nuclear de Europa, cuya seguridad será abordada esta semana en Moscú por el director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi.

Establecidos los objetivos de Rusia, lo único que difiere en los diferentes análisis ucranianos es la fecha de la ofensiva.

Cábalas sobre la fecha más probable

Zelenski y Réznikov -que aún se mantendrá en el cargo al menos una semana- calculan que el asalto puede producirse en torno al primer aniversario de la guerra, el 24 de febrero, dado el apego ruso al simbolismo.

Sin embargo, el gobernador legítimo de la región de Lugansk, Serhiy Gaidai, cree que, a la vista de que Rusia traslada reservas a esta provincia, «la ofensiva enemiga puede comenzar en cualquier momento después del día 15», según dijo a la televisión Belsat.

El diario británico Financial Times, citando a un asesor anónimo de las Fuerzas Armadas de Ucrania, sostiene que la intención de Rusia es atacar en los próximos diez días, comenzando probablemente en las áreas de las ciudades de Kreminna (Lugansk) y Limán (Donetsk).

El GUR por contra baraja un plazo muy diferente de dos meses.

«En enero registramos que Rusia planea movilizar de 300.000 a 500.000 personas para el Ejército a fin de garantizar operaciones ofensivas en el este y sur de Ucrania en la primavera y el verano», recalcó Skibitskyi, quien afirmó que estas cifras son adicionales a los 300.000 movilizados en septiembre pasado.

La inteligencia militar cree que esta nueva ola de movilización en Rusia «durará hasta dos meses».

La principal teoría es que Rusia quiere adelantarse a la llegada de los tanques occidentales.

Empieza la formación en tanques Leopard

La ministra canadiense de Defensa, Anita Anand, señaló en su cuenta de Twitter que el primer tanque Leopard 2 de los cuatro donados por Canadá a Ucrania llegó ya a Polonia, y que «pronto» comenzará la formación de las fuerzas ucranianas en su manejo.

El Estado Mayor General de Ucrania adelantó en su parte bélico vespertino del domingo que hoy «unidades ucranianas comenzarán su formación en el manejo de tanques Leopard».

Ya la semana pasada soldados ucranianos comenzaron en el Reino Unido a familiarizarse con los tanques Challenger 2.

Mientras llega la ofensiva, las tropas rusas continúan avanzando metro a metro en la región de Donetsk, donde hoy el Ministerio de Defensa ruso anunció la toma de Mikolaivka, en los alrededores de Bajmut, ciudad que Rusia intenta tomar desde hace cinco meses.

«Por muy duro que sea y por mucha presión que haya, tenemos que aguantar», enfatizó anoche Zelenski, quien pidió hoy al Parlamento que prolongue otros tres meses la ley marcial y la movilización general.

El líder interino de la región ucraniana de Donetsk impuesto por Rusia, Denís Pushilin, sostuvo hoy -al igual que hiciera la víspera el jefe del grupo de mercenarios Wagner, Yevgueni Prigozhin- que las fuerzas rusas «se afianzaron en la parte norte» de Bajmut, mientras que en el este, en la zona industrial, «continúan los combates».

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -