8.7 C
La Paz
domingo, junio 16, 2024
InicioBoliviaSeguridadBolivia evitó contrabando de combustible por 14,7 millones de dólares en 2022

Bolivia evitó contrabando de combustible por 14,7 millones de dólares en 2022

Un plan gubernamental puesto en marcha en Bolivia logró en 2022 una afectación al contrabando de combustibles por el equivalente a unos 14,7 millones de dólares, informó este lunes el Ejecutivo.

El llamado Plan Soberanía «Lucho contra el Contrabando» fue ejecutado entre abril y diciembre de 2022 por la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y el Viceministerio de Lucha contra el Contrabando en siete departamentos bolivianos que comparten frontera con Perú, Chile, Argentina, Paraguay y Brasil.

En concreto, las acciones se desarrollaron en 55 estaciones de servicio y un puesto de venta de combustibles líquidos situados en 34 municipios de esas siete regiones, explicó el director de la ANH, Germán Jiménez, citado en un comunicado de prensa del Ministerio de Hidrocarburos y Energías.

En diversos operativos en estos lugares se evitó la venta excesiva de combustibles líquidos que tenían como destino el contrabando por un valor equivalente a unos 13,2 millones de dólares.

Además «se incautaron combustibles valorados en más de 3,5 millones de bolivianos (unos 502.000 dólares) y también otros bienes que alcanzan los 7 millones de bolivianos (poco más de un millón de dólares), que hacen un total de casi 103 millones de bolivianos (14,7 millones de dólares)», indicó.

El Viceministerio de Lucha contra el Contrabando, dependiente del Ministerio de Defensa, participó con el despliegue de unos 200 militares «en el control de áreas de riesgo que se han identificado en el Plan Soberanía», señaló por su parte el viceministro Daniel Vargas.

Vargas explicó que en los diferentes puntos fronterizos, se vio que los contrabandistas se dan modos para transportar el combustible, que en Bolivia se vende a precios subvencionados, en barriles, bolsas plásticas e incluso hay vehículos que habilitan un segundo tanque para la venta ilícita de carburantes dentro y fuera del país.

Por su parte, el ministro de Hidrocarburos y Energías, Franklin Molina, explicó que la demanda de combustibles en el primer cuatrimestre del año pasado se incrementó entre 30 y 35 %, lo que resulta «absurdo» y sospechoso frente al crecimiento de actividades como la producción agrícola o el transporte, «que está por el 4 %».

Según Molina, la guerra en Ucrania causó la subida del precio internacional del petróleo, lo que derivó en el incremento del costo de los combustibles en los países vecinos.

Esto, a la vez, motivó a que haya contrabando de combustibles desde Bolivia hacia los países vecinos, por ello se hicieron estos esfuerzos conjuntos para frenar esa actividad ilícita, añadió.

El Ministerio de Hidrocarburos recordó que el contrabando y la reventa de combustibles son delitos penados mediante la Ley de Desarrollo y Seguridad Fronteriza, que establece sanciones como la cárcel por 3 a 6 años y la confiscación de los bienes utilizados para la comisión del ilícito.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -