10 C
La Paz
lunes, enero 30, 2023
InicioBoliviaEmotiva advertencia de los médicos sobre el coronavirus

Emotiva advertencia de los médicos sobre el coronavirus

"El paciente no puede hablar, comer, ni hacer nada natural, esta postrado entubado durante 2 o 3 semanas sin moverse".

Los colegios médicos han expresado su preocupación por la forma como se está asumiendo la lucha contra el coronavirus, e hicieron un llamado al sentido común de las personas que han tomado la determinación de flexibilizar las medidas de confinamiento como si se hubiese terminado la pandemia, y se hubiese vuelto a la normalidad.

Los médicos señalan que después de tantos fallecimientos a nivel mundial, muchos ciudadanos no toman en serio que «tenemos que protegernos y proteger a los demás, poniendo el mayor énfasis en el uso de mascarillas, guantes y distancia de seguridad».

Para que la gente comprenda mejor, explican que «infectarse con el coronavirus no es un resfriado común, después de unos comienzos de fiebres altas, dolores de garganta y opresión en el pecho como si se te fuera la vida, llega lo peor, se necesita la reanimación».

Mediante explicaciones por las redes sociales, los médicos sostienen que mucha gente no sabe de lo que en verdad se trata cuando se habla de «ventiladores». «No es una máscara de oxígeno puesta en la boca mientras usted disfruta acostado pensando en su vida… La ventilación invasiva para el COVID-19 es intubación que se hace bajo anestesia general, consiste en quedarse 2 a 3 semanas sin moverse, muchas veces boca abajo (decúbito prono) con un tubo en la boca hasta la tráquea, que le permite respirar al ritmo de la máquina a la que está conectado. Usted no puede hablar, ni comer, ni hacer nada de manera natural», advierte la explicación.

Además de otras consideraciones y advertencias, señala que, en 20 días con este tratamiento, un paciente joven llega a tener una pérdida de masa muscular de un 40%, y la posterior reeducación será de 6 a 12 meses, asociado a traumatismos de la boca o de las cuerdas vocales.

Finaliza el mensaje señalando que «esta pandemia termina cuando se encuentre la vacuna, no antes».

Mesurada y ponderada explicación, pero triste cuando de por medio hay servidores públicos que vieron que la pandemia, era para que ellos usufructúen con el dolor ajeno y se hagan de millonarias sumas en dólares, como es el caso de la importación, compra, de respiradores (ventiladores).

«Ya no hay emoción, cuando de por medio se encuentran desquiciados que en su afán de obtener riqueza no dudan en poner en mayor peligro a sus semejantes, adquiriendo equipos que no sirven para tratamiento especializado.

Los médicos bolivianos están haciendo lo mejor que pueden pero se encuentran adoloridos, íntimamente, por la desgraciada inconducta de personeros del Ministerio de Salud y de quienes en circunstancias del poder político no dudan en hacer presentaciones rimbombantes cuando lo único que generan es el desprecio de los pacientes», señalan enfermeras y paramédicos que junto a los galenos están en primera línea luchando con todo su esfuerzo y dedicación en contra del coronavirus, mientras que los enajenados esquizofrénicos no dudan en hacerse de platita a costa de la salud pública.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -