8.7 C
La Paz
domingo, mayo 26, 2024
InicioBoliviaSociedadGobierno defiende atributos medicinales y nutritivos de la hoja de coca en...

Gobierno defiende atributos medicinales y nutritivos de la hoja de coca en el Día del Acullico

Las autoridades del país lideraron este jueves la conmemoración del Día Nacional del Acullico o masticado de la hoja de coca con un ritual ancestral, un acto oficial con música y discursos, también con una feria de productos legales derivados de la planta, como infusiones, ungüentos y bebidas energizantes.

El Gobierno de Luis Arce organizó eventos en varias regiones bolivianas y el acto principal se llevó a cabo en la plaza Murillo en La Paz, en las puertas del antiguo Palacio de Gobierno y el Legislativo, con la participación del presidente, el vicepresidente del país, David Choquehuanca, y varios funcionarios.

El evento comenzó con la entrega de una ofrenda a la ‘Pachamama’ o Madre Tierra en medio de rezos en aimara pronunciados por un grupo de ‘amautas’ o sabios indígenas.

Las autoridades se trasladaron luego a un escenario a cuyos pies se exhibió el cuadro de una enorme hoja de coca hecha con hojas más pequeñas y donde luego se colocaron más plantas para que la gente las tomara y masticara.

En su discurso, el presidente Arce recordó la campaña iniciada por el vicepresidente Choquehuanca ante Naciones Unidas «para desclasificar a la hoja de coca como estupefaciente», en la que confían en que tendrán «éxito».

«Sabemos las bondades, las virtudes que tiene esta hoja milenaria, 14 alcaloides que pueden ser utilizados para mejorar la calidad de vida de todos y no solamente nos referimos a los bolivianos, sino también una vez desclasificada la hoja de coca va a poder sin ningún impedimento pasar la frontera, irse a otros continentes», destacó Arce.

Choquehuanca mencionó que el Día Nacional del Acullico se instauró mediante una ley para recordar que el 11 de enero de 2013, cuando Bolivia se volvió a adherir a la Convención Única de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes de 1961, con una reserva para permitir el masticado de la hoja de coca dentro de su territorio.

Los cocaleros del Trópico de Cochabamba, en el centro del país, también realizaron un acto en la zona de Huayllani, en el municipio de Sacaba, con la participación de su presidente, el exmandatario Evo Morales (2006-2019), el también líder del Movimiento al Socialismo (MAS) que está distanciado del Gobierno de Arce.

Fiesta y exposición

En Sacaba, la gente tendió en el suelo aguayos, los multicolores tejidos indígenas, en los que colocaron las hojas de coca para compartirla entre los asistentes.

También hubo una exposición de productos legales derivados de la planta, como bollería hecha con harina de hoja de coca.

Una feria similar se montó en los alrededores de la plaza Murillo en La Paz, donde se mostraron distintas iniciativas privadas para industrializar la planta, en medio de tonadas autóctonas y la alegre saya afroboliviana.

Entre los productos expuestos estuvieron las bebidas energizantes Coca Real y Green Coca, harina de coca de diversas marcas, ungüentos, tónicos, licores, infusiones, ‘cupcakes’ o magdalenas, jabones y champús.

Una de las expositoras, Sara Mamani, propietaria de Laboratorios Artesanales Inalfa, comentó a EFE que esa empresa opera desde 1970 y elabora más de 30 variedades de productos naturales hechos con coca, entre ellos, jarabes naturales, adelgazantes, chicles, harina y un jugo de maracuyá con extracto de la planta.

«La importancia de la fecha es para revalorizar nuestra sagrada hoja de coca, ya que en muchos países la satanizan», lamentó Mamani y destacó que la planta «tiene 70 vitaminas y 14 alcaloides».

La coca

La hoja de coca en Bolivia está consagrada en la Constitución vigente desde 2009 por sus usos tradicionales, medicinales y culturales, pero una parte de la producción es desviada al narcotráfico para la fabricación de cocaína.

El consumo de la planta en el área rural y algunas zonas urbanas es común, sobre todo en infusiones o a través del ‘acullico’, ‘pijcheo’ o masticado de estas hojas.

En 2017, Evo Morales promulgó una ley que amplió la superficie de los cultivos legales de hojas de coca en el país de 12.000 a 22.000 hectáreas.

Los cultivos en Bolivia disminuyeron un 2 % al pasar de 30.500 hectáreas registradas en 2021 a 29.900 en 2022, según un informe presentado en octubre por la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (Unodc).

El Gobierno de Arce busca que el arbusto salga de la lista de estupefacientes, para lo que ha pedido a la Organización Mundial de la Salud (OMS) una «revisión crítica» de sus propiedades medicinales.

También se construyen dos plantas estatales para industrializar la hoja de coca, una en Sacaba y otra en los Yungas de La Paz.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -