La SIP urge apoyo oficial a prensa impresa boliviana ante retos del COVID-19

EFE

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) expresó este lunes su preocupación por la «fragilidad» financiera de la prensa boliviana agravada por la pandemia del COVID-19 y urgió al Gobierno de la presidenta Jeanine Áñez ofrecer alternativas para su rescate económico.

La organización subrayó que la prensa se ha visto obligada a optar por las publicaciones digitales en detrimento de la impresa, que es la que genera el 95 % de sus recursos a través de la pauta comercial.

La SIP, con sede en Miami, subrayó que la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) boliviana busca que el gobierno boliviano, entre otras medidas, establezca una política equitativa de distribución de publicidad oficial.

De igual forma, que explore alternativas respecto a obligaciones de previsión social y laborales y erradique algunos gravámenes punitivos a la actividad periodística y políticas administrativas contra los medios que fueron impuestas durante el Gobierno de Evo Morales (2006-2019).

En ese sentido, la SIP envió el viernes pasado una carta a la presidenta Áñez «exhortándole a abrir un canal de diálogo» con los medios y la ANP con el objetivo de «explorar fórmulas que permitan a los medios operar con niveles de sustentabilidad necesarios».

La misiva fue suscrita por el presidente de la SIP, Christopher Barnes, y el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Roberto Rock, informó este lunes la organización regional en un comunicado.

Ambos resaltaron que los medios bolivianos están haciendo frente a esta crisis con una debilidad económica que vienen arrastrando desde que soportaron más de una década de «asfixia económica» por parte del gobierno de Morales y por la crisis política de 2019.

Los directivos destacaron que la prensa boliviana ha sido fuente de promoción de la libertad «pese a la persecución, la censura y la asfixia económica sufrida durante largos períodos en épocas de gobiernos autoritarios».

«Los medios bolivianos siempre han priorizado el derecho a saber de los ciudadanos y la promoción de las libertades civiles como virtudes de una sociedad democrática, más allá de su propia sustentabilidad», agregaron.

Compuesta por más de 1.300 publicaciones, la SIP es una entidad sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas.