4.2 C
La Paz
jueves, julio 18, 2024
InicioOpiniónEditorialPaso obligado hacia la electro-movilidad

Paso obligado hacia la electro-movilidad

Entre tantas noticias negativas que los medios de comunicación y las redes sociales difunden sobre el cambio climático, o la pobre calidad del aire que respiramos por el humo de los incendios forestales, algunas veces se conocen también hechos altamente positivos, estimulantes y generadores de esperanza, como algunas iniciativas para ahorrar agua, sembrar árboles, impulsar el turismo en las regiones consideradas reservas o santuarios de la naturaleza, y otras ideas destinadas a proyectos energéticos que sean amigables con el medioambiente, como llegar a la electro-movilidad, es decir, al cambio de transporte tradicional por vehículos eléctricos, hecho que parece lejano, pero que es imprescindible. Resulta que ya sea por efectos naturales o por el mismo cambio climático, en algunas regiones ha aumentado la intensidad de los vientos, hecho que probablemente sea una amenaza para la gente, sin embargo, resulta una bendición para algunos proyectos, como la generación de energía eólica, una de las fuentes que en el futuro puede ser fundamental para el cambio obligado de la matriz energética.

La Empresa Nacional de Electricidad (ENDE) alcanzó en septiembre la mayor generación de energía eólica en lo que va del año, al generar 56,6 GWh (gigavatios hora) entre cuatro de las centrales que opera, en Qollpana, Warnes, San Julián y El Dorado, ubicadas en Cochabamba y Santa Cruz, respectivamente. «En Bolivia la época de vientos altos se registra generalmente entre los meses de junio a noviembre, si bien en el mes de agosto ya se registraron vientos muy altos, septiembre registró los vientos más altos en los cuatro parques eólicos; aprovechando de manera efectiva estos recursos para la generación de energía eólica en el país», indica un reporte institucional de ENDE. Además, no sólo fueron las generaciones más altas registradas en lo que va del año, sino que también muestran un notable incremento en la generación de energía eólica con relación a la pasada gestión.

Por ejemplo, Qollpana generó en septiembre de 2023, 17% más de energía que en el mismo mes de 2022, y los parques eólicos Warnes, San Julián y El Dorado, juntos generaron 45% más de energía en septiembre de 2023, que en el mismo periodo de 2022. El informe señala que ENDE-Corani, administra y opera todos los parques eólicos de Bolivia con un 100% de personal boliviano, y destaca la capacidad de ingenieros bolivianos que con el pasar de los años se especializaron en temas de operación y mantenimiento de parques eólicos. Actualmente ENDE Corporación impulsa la construcción de otro proyecto eólico, Warnes II, que ampliará la capacidad de generación en el norte cruceño, haciendo de Santa Cruz el centro de generación eólica de Bolivia. El informe afirma que «de esta manera, la estatal eléctrica trabaja a favor del cambio de matriz energética.

Se trata de un pequeño paso en el largo recorrido necesario para desarrollar las bases del cambio de matriz energética y llegar a la electro-movilidad, pero es necesario comprender que en este momento el cambio avanza a pasos acelerados en todo el mundo. Precisamente sobre este tema, un informe de prensa señala que el mundo y la región de América Latina aceleran el cambio de matriz energética, con la puesta en marcha de la electromovilidad, mediante la aprobación de normativas para incentivar la inversión privada y hacer el mercado más competitivo. Bolivia dio algunos pasos, como el aumento de la capacidad de generar electricidad, pero requiere de capitales extranjeros y nacionales, así como leyes para avanzar en el tema.

En septiembre pasado, la Unión Europea (UE) informó que identificó 136 proyectos de inversión en América Latina y el Caribe. De este listado, CAF -banco de desarrollo de América Latina y el Caribe- tiene 70 iniciativas nacionales y regionales que contribuirán a reducir la pobreza y la desigualdad, impulsar la transición verde y justa, y la transformación digital. Entre esos proyectos están el de llevar conectividad al 85% de los colombianos para el 2026, la producción de hidrógeno en Chile y Uruguay, la movilidad sostenible en San José, Quito, Bogotá, Montevideo y Sao Paulo, la masificación de la energía renovable en Jamaica, entre otros proyectos. El investigador en temas de energía, Francesco Zaratti, en un artículo señala que Bolivia no puede dejar pasar la oportunidad de captar inversiones para desarrollar las energías renovables en el país. Afirmó que sería un grave error para el país desaprovechar la oportunidad de acceder a las inversiones que la Unión Europea desarrollará en América Latina, a través de la iniciativa Global Gateway, especialmente en el componente de energías renovables.

El académico explica que muchos gobiernos están tomando muy en serio el interés europeo en canalizar inversiones a la región y están desarrollando proyectos para acceder a los recursos comprometidos por la Unión Europea. Explica que «Brasil tiene proyectos para producir hidrógeno verde a partir de energías renovables y el hidrógeno verde tiene obviamente como destino el mercado europeo. Y lo mismo ocurre con otras energías limpias»… «La iniciativa Gateway es una ocasión favorable para desarrollar iniciativas público-privadas con inversores europeos y resolver así la carencia de inversiones en el país. Y también aprovechar las condiciones naturales privilegiadas que tiene Bolivia para la producción de energías verdes y por la demanda mundial de energía», señala Zaratti.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -