7 C
La Paz
lunes, mayo 27, 2024
InicioOpiniónEditorialPiden a Bolivia cumplir normas ambientales

Piden a Bolivia cumplir normas ambientales

Bolivia está incumpliendo una serie de normas ambientales, y tampoco cumple los acuerdos de París para proteger la naturaleza. El relator de las Naciones Unidas sobre los derechos humanos y el medio ambiente, David Boyd, pide a Bolivia implementar leyes ambientales y cambiar la economía extractivista. Mediante un mensaje en la red social ‘X’, manifestó su preocupación sobre la realidad medioambiental de nuestro país. Boyd considera que «la situación en Bolivia es profundamente preocupante. El Estado debe dejar de perseguir a los defensores de los derechos humanos ambientales (a menudo indígenas), implementar leyes ambientales y cambiar la economía extractivista. Los derechos humanos dependen de una acción rápida», señaló, según la revista digital Oxígeno.

El Relator se pronunció respecto a una serie de publicaciones, respecto a la destrucción de bosques en Bolivia, que posteó el representante de Human Rights Watch, César Muñoz, quien afirma que «el 2023 fue el tercer año consecutivo con récord de destrucción de bosque primario, causada por incendios usualmente provocados y por la expansión agrícola» y acotó que el Gobierno «debe proteger los ecosistemas bolivianos».

En la misma línea el activista Franco Albarracín comentó que en Bolivia se vive una crisis ambiental con incendios, extractivismo, contaminación y persecución a defensores ambientales. «Continúa el desastre ambiental en Bolivia», acotó Muñoz y compartió el enlace del estudio realizado por la plataforma Global Forest Watch del World Research Institute (WRI) en colaboración con la Universidad de Maryland. Según un despacho informativo de la agencia española EFE, la deforestación de los bosques tropicales primarios en todo el mundo se redujo un 7,3 % el año pasado, desde 4,1 millones de hectáreas en 2022 hasta 3,8 millones de hectáreas en 2023. De todas maneras, Brasil, que se mantiene como el país que más devasta sus bosques tropicales. Tras Brasil, los países que más destruyeron bosques tropicales el año pasado fueron República Democrática del Congo, en donde la devastación se mantuvo prácticamente estable en 530.000 hectáreas, Bolivia, Indonesia, Perú, Laos, Camerún y Madagascar. En Bolivia, el tercer país entre los que más devastan, la destrucción de las selvas tropicales subió un 27 %, hasta 490.000 hectáreas en 2023, con lo que alcanzó su mayor nivel por tercer año consecutivo. El 51 % de las pérdidas en Bolivia está vinculada a los incendios forestales, otra de las consecuencias del calentamiento global.

Recordemos que el acuerdo de París tiene el objetivo de limitar el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados Celsius en comparación con los niveles preindustriales. Este acuerdo fue aprobado el 12 de diciembre de 2015 durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP21) en París, Francia. Los líderes mundiales celebran este acuerdo como un gran logro en la lucha contra el cambio climático, ya que fue uno de los acuerdos más ambiciosos en la historia de las negociaciones climáticas. El Acuerdo de París es una herramienta clave para poder cumplir con la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Más allá de regular las emisiones, el Acuerdo está estrechamente relacionado con la seguridad alimentaria, el desarrollo equitativo y la importancia de proteger todos los ecosistemas.

Hasta la fecha, 197 países han firmado el Acuerdo de París. Entre ellos se encuentran Estados Unidos, China, la Unión Europea, India, Rusia y Japón, que son responsables de la mayoría de las emisiones globales de gases de efecto invernadero. Bolivia ha firmado el acuerdo y debe respetar sus previsiones, entre ellas, las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC), que son planes de acción climática presentados por cada país miembro para reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero (GEI). En las NDCs cada país establece por sí mismo cuánto va a reducir las emisiones y para cuándo lo va a hacer. ¿Bolivia tiene algún plan concreto?

Un anterior informe de Global Forest Watch (GFW), una plataforma en línea que proporciona datos y herramientas para el monitoreo de bosques en tiempo casi real, en junio del año pasado afirmó que entre 2021 y 2022 el mundo experimentó una pérdida implacable de bosques primarios tropicales: en un año desapareció el 10% de la cobertura forestal, siendo Brasil, la República Democrática del Congo y Bolivia los países que encabezan (en ese orden) esta carrera por la destrucción de su riqueza arbórea.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

MÁS LEÍDAS

- Publicidad -